jueves, 7 de junio de 2018

Dolores de cabeza, fatiga crónica y hernia discal: cómo una mala postura puede afectar al organismo



Largas jornadas laborales equivalen a horas delante de la computadora que derivan en las principales causas de problemas en la columna de muchos de los trabajadores. Si la persona pasa más de un tercio del día en la oficina, detrás de un escritorio o sentados frente a una computadora, es más que seguro que sienta las consecuencias de adoptar una mala postura sentado o simplemente el estrés que se acumula en los hombros, espalda y piernas.

"Los estudios demuestran que el 75% de la población ha padecido algún tipo de molestia o dolor en la espalda, y si a eso le sumamos que cada uno de nosotros tenemos algún tipo de desbalance o debilidad muscular (dormir del mismo lado, utilizar billetera, llevar la cartera siempre del mismo lado), comprenderemos la importancia de adoptar una buena postura durante esas horas de trabajo, ya que nuestra espalda nos estará recordando que debemos tomar algunos descansos para relajar la posición", explicó el quiropráctico Marcelo Barroso Griffiths (MN 9784).

Largas jornadas en la misma posición pueden traer consecuencias para la columna que se relacionan directamente con la postura de cada persona (Getty Images)

Lo cierto es que para relajar la postura en la que se encuentra la persona es importante tomar ciertos recaudos que día a día irán teniendo efecto en el organismo.

La postura durante las horas de trabajo para quienes trabajan frente al monitor es otro punto crucial. Tener sillones ergonómicos y escritorios también ayudará a tener un ambiente más amigable con nuestra postura.

Según el profesional, es tarea de cada persona prestar atención a la disposición de la computadora. "Debemos estar atentos si el monitor está muy alto o bajo, ya que tiene que estar frente a nosotros a la altura de nuestra vista, debemos trabajar con nuestro antebrazo apoyado en el escritorio y no con él suelto, y cuando doblamos la muñeca para manejar el mouse todo el peso lo soporta el cuello, así nos contracturamos y generamos dolores de muñeca", describió el quiropráctico.

Es importante tomar ciertos descansos y cambiar de postura (Getty Images)

"Cada hora conviene levantarse de la silla y caminar brevemente, ya que esto mejora nuestro retorno venoso y no deja que la tensión se acumule", afirmó el profesional.

A continuación, el profesional enumeró algunos ejercicios que se pueden hacer en el lugar de trabajo:

Sentado

Con la espalda pegada al respaldo de la silla, inspirar. En cada espiración flexionar la cabeza, bajando cada vez más vértebra por vértebra. Hay que intentar flexionar la espalda, pero sólo hasta la parte media. La zona lumbar tiene que quedar siempre en contacto con el respaldo. Y luego volver lentamente vértebra por vértebra.

De pie

Colocar una mano sobre otra justo por encima de la cabeza. Mantener el cuello estirado llevando la cabeza hacia arriba con la barbilla paralela al suelo. Inspirar subiendo un hombro y luego el otro. Respirar bajando el primer hombro y a continuación el otro.

Girar la cabeza hacia los dos lados

En una posición recta, mover la cabeza hacia un lado y luego hacia el otro, repetir 10 veces. Después, inclinar la cabeza hacia delante 10 veces.

Colocar las manos cruzadas por detrás de la cabeza

Poner las manos cruzadas por detrás de la cabeza y deja caer el peso de las manos y la fuerza de la gravedad para que la cabeza caiga poco a poco. Quedarse en esta posición unos minutos.

Mirando hacia la rodilla

Mirando hacia la rodilla derecha, poner la mano derecha sobre la nuca e inclinar un poco la cabeza. Es muy importante no levantar el hombro izquierdo. Repetir el ejercicio del lado contrario.

La columna vertebral es el sostén del cuerpo y un diferencial que permite encuadrar al hombre en la categoría de los vertebrados, seres que se articulan mediante una columna vertebral, una silueta medular que permite solventar una posición uniforme. "Mantener el eje rígido es vital para cuidar la salud y evitar problemas graves y crónicos. Una postura desalineada puede ocasionar fatiga crónica, hernias discales, intensos dolores de cabeza y una mala alineación corporal", concluyó el profesional.

Con información de infobae.com

Add

Contenido Relacionado