jueves, 3 de mayo de 2018

Majestuosos y enigmáticos: los mejores laberintos del mundo



"Pensé en un laberinto de laberintos, en un sinuoso laberinto creciente que abarcara el pasado y el porvenir y que implicara de algún modo a los astros". Los laberintos que tanto obsesionaron a Borges son objeto de fascinación para la mayoría de las personas. Enormes, sinuosos y misteriosos, encontrar su centro o la salida se convierten en un juego para todos los sentidos.

Y alrededor del mundo hay varios ejemplos de laberintos fascinantes para conocer, desde ejemplares con historias increíbles hasta algunos más recientes en nuestro propio continente. A continuación, algunos de los mejores:


Laberinto de Villa Pisani, Venecia, Italia



Según cuenta la leyenda, Napoleón Bonaparte, que fue en un momento dueño de Villa Pisani, una vez se perdió en este famoso laberinto que fue construido en el siglo XVIII y diseñado por Girolamo Frigimelica por pedido del duque Alvise Pisani.

Es uno de los pocos laberintos de setos que permanecen intactos en Italia. La vegetación a partir de la cual están hechos los muros es tan alta que no permite ver el exterior mientras uno está adentro. Es un diseño clásico medieval, y está abierto al público, a pesar de que la villa hoy está vacía.

Longleat Hedge Maze, Wiltshire, Reino Unido



El laberinto más largo (no el más grande) de su estilo, el Longleat Hedge Maze, ocupa 0,6 hectáreas y comprende 2,7 kilómetros de senderos. Este laberinto fue construido en 1975, y se utilizaron más de 16.000 árboles. La misión es encontrar la torre central de observación y luego salir. Parece simple, pero los callejones sin salida lo convierten en un desafío único.

Laberinto Patagonia, Chubut, Argentina


Es el más grande de Sudamérica (Laberinto Patagonia)

El Laberinto Patagonia es el más grande de Sudamérica, y se encuentra en la provincia de Chubut, en el valle del Río Epuyén en la localidad de El Hoyo, a 15 kilómetros de El Bolsón y a 14 kilómetros del Lago Puelo. Su superficie de 8.500 metros cuadrados sorprende por su color verde intenso, y sus pasillos serpenteantes, que solo compiten con el paisaje a su alrededor, y los encantos de los bosques nativos.

Esta atracción inaugurada el 3 de enero del 2014 recibe un promedio de 150 visitantes diarios. El visitante debe elegir qué entrada quiere tomar. Hay nueve, pero solo una llega al centro. Las otras llegan a callejones sin salida. Los afortunados que alcanzan el punto céntrico del laberinto, luego de un merecido descanso, tienen que encontrar la salida.

The Hampton Court Maze, Londres, Reino Unido



El historiador Ernest Law describió al Hampton Court Maze como "el laberinto más famoso de la historia". Hoy es el más antiguo que permanece en el Reino Unido. Con forma de trapezoide, fue diseñado por George London y Henry Wise entre 1689 y 1695. No es muy complejo ni muy grande, pero el promedio de tiempo que los visitantes tardan en completarlo es de 40 minutos.

Labirinto della Masone, Fontanellato, Italia



En el 2015, año en el que abrió al público, fue declarado el laberinto más grande del mundo. Se ubica cerca de Parma y fue ideado por su actual dueño, el publicista y coleccionista de arte italiano Franco Maria Ricci. Se necesitó más de una década para planearlo, y fue diseñado por los arquitectos Pier Carlo Bontempi y Davide Dutto, quienes se inspiraron en un diseño romano.

Posee cuatro laberintos interconectados por un perímetro con forma de estrella. En el centro se encuentra una pirámide en cuyo interior se alza una capilla.

Laberinto del palacio Schonbrunn, Viena, Austria

Una publicación compartida por cassandrad97 (@cassandrad97) el


La simetría y la perfección de este increíble laberinto son sus dos características principales.Se alzó en 1998 en honor al anterior y homónimo laberinto que antes se encontraba en el mismo lugar. Relativamente reciente pero construido en base a los planos originales, es un desafío para nada fácil del que vale la pena participar durante un viaje a Viena.

Laberinto de Ashcombe, Melbourne, Australia

Una publicación compartida por 石文譞 (@swxsarah) el


El Ashcombe Maze es el más antiguo y famoso de Australia, construido con más de mil cipreses, y el complejo también incluye un laberinto de lavanda y otro circular de rosas. Tiene más de 3 metros de altura y miles de metros de senderos que hacen que el visitante se pierda en su interior, y crea un desafío fascinante que deleita todos los sentidos.

Con información de infobae.com

Add

Contenido Relacionado