lunes, 14 de mayo de 2018

Conoce las consecuencias negativas de tener un excesivo apego con los animales



A lo largo de la historia, decenas de estudios han confirmado los beneficios, tanto anímicos como físicos, de tener una mascota. Sin embargo, el apego excesivo a los animales puede atraer consecuencias negativas. Por eso, se cree que estas personas sufren un trastorno conocido como petofilia.

Jon Katz, periodista norteamericano y uno de los expertos en este comportamiento, asegura que, como cualquier lazo sentimental, el cariño a los animales pasa a ser un problema cuando se convierte en adicción. Para distinguir si una relación es insana, lo que se evalúa no son las conductas concretas: gastar mucho dinero, tratarlos como humanos o colmarlos de caprichos.

Una persona padece petofilia cuando solo siente satisfacción cuando tiene contacto con seres irracionales y se aísla de su entorno, si limita completamente su forma de vivir o si el individuo enganchado a este vínculo anómalo quiere desligarse de él pero se siente incapaz de hacerlo.

Fuente: Globovision.com

Add

Contenido Relacionado