domingo, 28 de enero de 2018

La Tierra, tan inmensa como sorprendente: 10 de los fenómenos naturales más extraños que existen



Nuestro planeta nos deja fenómenos que, en ocasiones, escapan de la lógica humana y que, a su vez, poseen una belleza desorbitada. Nuestro entorno es tan maravilloso como mágico y desconocido.

De hecho, no somos del todo conscientes de los muchos fenómenos que se dan en él, y a pesar de lo poco que lo cuidamos es capaz de dejarnos auténticas genialidades estéticas. Te traemos algunas de estas maravillas naturales que merecen ser vistas antes de morir… ¡Parecen sacadas de una película de ciencia ficción!:



El efecto espejo del Salar de Uyuni



El Salar de Uyuni, ubicado en Bolivia, es el mayor desierto de sal continuo y alto del mundo. Durante la temporada de lluvias, al formarse una finísima capa de agua se crea un efecto espejo en el que se refleja el cielo de la región sudamericana. La panorámica logra engañar al ojo humano, simulando que las personas están caminando entre las nubes.
La tierra de los siete colores



El paisaje de Isla Mauricio está formado por infinidad de dunas de arena de diferentes colores. Situado en la villa de Chamarel, compone una estética única que se formó por la actividad erosiva del suelo de basalto y la combinación de sus minerales con la lluvia. Junto con el clima cálido, la arcilla se descompuso en el exterior creando 7 tonalidades diferentes.
Los relámpagos del Catatumbo



En la desembocadura del río Catatumbo (Venezuela), las nubes forman remolinos durante la tormenta, produciendo lo que se denomina como los relámpagos del Catatumbo. Esta tormenta se produce muy a menudo, generando una gran cantidad de ozono en la atmósfera.

El mar de estrellas



Es uno de los fenómenos más bonitos que se pueden ver, especialmente famosos son los que hay en Islas Maldivas y Puerto Rico. Lo que parece el reflejo de las estrellas en el agua en realidad es conocido como luz biológica o bioluminiscencia. Se trata de microbios marinos o fitoplancton, formas de vida capaces de crear un resplandor azul brillante cuando son perturbados por el aire caliente.

Las montañas de colores del parque Zhangye Danxia



Este increíble parque geológico chino posee formaciones rocosas de colores inusuales. Las teñidas montañas deben su gama de tonalidades a la piedra arenisca roja y a los depósitos de minerales que fueron estableciéndose sobre la tierra a lo largo de 24 millones de años. Después, el viento y la lluvia se encargaron de moldear las montañas, realizando un trabajo parecido al del mejor escultor.

El volcán azul Kawah Ijen



Indonesia es uno de esos lugares mágicos donde la naturaleza muestra su poder. Sus llamas azules o ‘blue fire’, que solo pueden apreciarse por la noche, se han convertido en un imán para los fotógrafos de todo el mundo. Según se dice, el efecto se produce debido a unas reacciones químicas creadas por las expulsiones de ácido sulfúrico.

La ola de piedra




Además del fabuloso Cañón del Colorado, Arizona (Estados Unidos) ofrece otros impresionantes paisajes. Uno de ellos es la ola de piedra (the wave). Sus elevaciones onduladas con cientos de arrugas surcan el terreno como si de una sábana de seda se tratara. Este suelo arenoso y rocoso forma un paisaje único de particular belleza.

Hielo turquesa en el lag
o más profundo del mundo, el Baikal 




Las aguas cristalinas de este lago asiático, ubicado exactamente en Siberia (Rusia), constituyen el 20% del agua dulce del mundo. Podría suministrar agua potable para toda la población mundial durante 40 años. Además, produce preciosidades como esta.

El gran agujero azul





El agujero de la costa de Belice, cuya profundidad actual es de 123 metros, era la entrada a un sistema de cuevas calizas en la última Edad de Hielo. Cuando acabó la glaciación, hace 12.000 años, el nivel del mar subió, las cavernas se inundaron y la cubierta se derrumbó, formando esta sima que apasiona a muchos buceadores ya que alberga muchas especies de peces, esponjas y corales.

Rayos volcánicos o tormenta sucia



Una tormenta sucia se forma cuando se producen relámpagos en una nube volcánicadurante una erupción. Provocan violentas tormentas eléctricas y ocasionan paisajes tan apocalípticos como el que se pudo ver en el volcán Chaitén de Chile.

Con información de gonzoo.com

Add

Contenido Relacionado