domingo, 15 de noviembre de 2015

Revelan que EE. UU. estuvo a punto de atacar con armas nucleares a 4 países durante 1962



El fascinante relato de un veterano de las fuerzas aéreas de Estados Unidos confirmaría que, durante la Crisis de los Misiles en Cuba, el mundo estuvo a un paso del estallido de la Tercera Guerra Mundial. En aquel entonces, el territorio de Okinawa contaba con bases militares estadounidenses, establecidas luego de la rendición de Japón en 1945. En una de ellas se encontraba el comandante William Basset, fallecido en 2011 y protagonista de esta historia, y el capitán John Bordne, testigo de lo sucedido.

El relato de Bordne comienza el 28 de octubre de 1962. Aquella madrugada, la base aérea secreta recibió un mensaje cifrado proveniente del cuartel general. Este traía órdenes muy precisas: desde Okinawa debían lanzarse 32 misiles nucleares (cada uno con una potencia 70 veces mayor que la bomba de Hiroshima) hacia las ciudades de Pekín, Hanói, Pyongyang y Vladivostok.

William Basset decidió desobedecer la orden y, en un instante, cambió por completo el curso de la Historia. Alegando que las interferencias de radio no habían permitido oír el mensaje correctamente, el comandante se encargó de que ningún misil fuera lanzado. Para lograrlo debió, incluso, amenazar de muerte al soldado encargado de pulsar el botón de lanzamiento. Cuando llegó el momento de la siguiente comunicación entre las bases aéreas y el centro de operaciones, el plan de ataque nuclear estadounidense ya había sido cancelado.

FUENTE: RT
Imagen: Shutterstock

Add

Contenido Relacionado