domingo, 8 de noviembre de 2015

La ciencia explica 6 increíbles funciones del cuerpo humano



La biología sigue descub
riendo sorprendentes funciones en estas máquinas perfectas que son nuestros cuerpos. Aquí te contamos seis sorprendentes datos del cuerpo humano que probablemente no conozcas:

  • Los dedos se arrugan con la humedad par poder agarrar cosas bajo el agua: la ciencia ha comprobado que el hecho de que nuestros dedos se arruguen al entrar en contacto prolongado con el agua es una ventaja evolutiva. Al igual que las estrías de los neumáticos favorecen el agarre de un vehículo, los dedos arrugados por el agua nos permiten tomar cosas sin que se nos escapen de las manos.
  • Los fetos mandan células madres que sanan los órganos de las mujeres embarazadas: recientes estudios con mamíferos han demostrado que los fetos detectan tejidos dañados en los órganos de sus madres y envían células madres para repararlos. Además, aportan células madres que ayudan a combatir el cáncer de mamas. Este mecanismo ayuda a asegurar la supervivencia de la especie.
  • El hígado posee la capacidad de regenerarse por sí mismo: se ha corroborado en donaciones de órganos que una fracción de hígado trasplantado es capaz de regenerarse por completo en su nuevo cuerpo. Incluso cuando se trata de porciones menores al 10% de la masa hepática. De igual manera, si nosotros donáramos parte de nuestro hígado, éste volvería a adquirir su tamaño original.
  • Exhalar adelgaza: cuando adelgazamos nuestro metabolismo quema las moléculas de grasa innecesarias. Ahora sabemos que los átomos de carbono contenidos en los triglicéridos se expulsan a través de nuestro sistema respiratorio junto con el dióxido de carbono.
  • Cargamos dos kilogramos de bacterias en nuestro cuerpo: en nuestros cuerpos viven más de 100.000 millones de bacterias. Estos microorganismos ayudan en múltiples funciones orgánicas. Entre otras cosas intervienen en el balance del sistema inmunológico y producen sustancias necesarias para aprovechar los nutrientes de los alimentos.
  • La leche materna, a pedido: la leche materna contiene todos los nutrientes que un bebé necesita hasta los seis meses de edad. Pero sus propiedades son todavía más sorprendentes: la leche se va adaptando a las necesidades del niño, que varían con el crecimiento. Además, el cuerpo de la madre es capaz de detectar la presencia de virus en el cuerpo del bebé y generar en su leche los anticuerpos necesarios para combatirlos.


FUENTE:Gizmodo
Imagen: Shutterstock

Add

Contenido Relacionado