jueves, 15 de octubre de 2015

Las doce peleas más espectaculares del cine (Videos)



Hablar está muy
bien, en el mundo real, donde la gente es civilizada y no existen los villanos megalomaníacos ni los psicópatas con suficiente liquidez para financiarse un ejército de sicarios. En la ficción muchas veces el camino más corto entre dos puntos es un puñetazo seguido de una patada voladora. Estas son doce de las peleas más interesantes del cine.


Ip Man

A Donnie Yen desgraciadamente se le conoce poco en este lado del planeta. En la primera entrega de su exitosa saga Ip man despachaba con garbo y alegría a diez adversarios al mismo tiempo y se quedaba tan ancho.



Viven

Roddy Piper abandonó el mundo de los vivos hace unas cuantas semanas pero difícilmente hará lo propio con el de las leyendas cinematográfica: en la memoria del espectador siempre será recordado como aquel personaje del Viven de John Carpenter, una mole de camisa de cuadros que sabía que la mejor forma de convencer a alguien para ponerse unas gafas era a base de hostiacas de Pressing catch.



The Raid

The Raid es ese Ciudadano Kane de las hostias, una maratón del puñetazo increíblemente coreografiada y con un reparto ágil partiéndose la cara sin descanso a través de las entrañas de un edificio. El film indonesio supuso una sorpresa para los amigos gente que se rompe los nudillos en la cara de otra gente, verla es tan divertido como doloroso: casi es capaz de hacer que al espectador le crezcan magulladuras.




Beyond Re-animator

La escena de lucha más demencial de la historia del cine ocurría durante los créditos de Beyond Re-animator y los argumentos que defienden esta afirmación son bastante obvios: los participantes en dicho combate son un pene y una rata.



Chocolate

Hay un hecho que no permite discusión alguna: necesitamos a más mujeres repartiendo galletas en la pantalla grande. Y en el caso de Chocolate además de chavala ágil rompiendo costillas tenemos hasta contendiente hiphopero.



El ultimátum de Bourne

A Paul Greengrass le dio por contratar a gente muy nerviosa tras las cámaras y así salieron sus entregas de la saga Bourne, con una imagen temblorosa que insinúa que el operario a lo mejor necesita atención médica. Incluso así las secuencias de acción, como esta pelea en un espacio cerrado haciendo uso de cualquier cosa a mano, siguen resultando formidables.



El Transportador

La tercera entrega de la franquicia Transporter demostró que meter a Jason Staham en un taller era como darle un arsenal a un soldado psicópata. Pero en la primera de las películas ya había trasteado con una de las armas más extrañas utilizadas en una pelea: el aceite.



Kick Ass

Habrá pocas cosas que puedan molar más que Hit girl acuchillando gente al ritmo del genial Banana split de The dickies. Y de seguro una de ellas es esa otra escena de masacre a pequeña escala perpetrada por la propia Hit girl pero cambiando espadas por las armas de fuego.



The Raid 2

Es imposible que una pelea en la que los enemigos son un par de personajes llamados Chica Martillo y Hombre Bate de Béisbol no sea algo alucinante. Si además tenemos en cuenta que se trata de la secuela hipertrofiada de una de las ensaladas de hostias más brillantes de los últimos años ya nos acercamos a ella con tiritas en el bolsillo, pero sin ningún tipo de duda.



Snatch

O el ejemplo perfecto de que un combate no tiene por qué durar varios asaltos o encadenar combos vistosos para resultar legendario. Bonus points por no entender una mierda de lo que dice el personaje de Brad Pitt.



Thai Dragon

Tony Jaa saltó a la fama mundial con Ong-Bak y su capacidad para, al estilo Jackie Chan, encarar sin dobles, sin cables y sin efectos especiales digitales unas cuantas escenas de acción impresionantes. Para Thai dragon el equipo de rodaje decidió rodar lo imposible y diseñó un plano secuencia increíble, un recorrido ascendente a través de varios pisos donde Jaa despacha a todo un ejército de villanos luciendo un estilo de lucha propio que él mismo define como "Muay thai combinado con los movimientos de un elefante". Lo increíble de estos cuatro minutos de puñetazos entre escaleras (se ve que el ascensor no funcionaba) es que realmente han sido rodados en un único plano.



Fuente: gonzoo.com

Add

Contenido Relacionado