domingo, 4 de octubre de 2015

El sostén es dañino si lo usas más de 7 horas



Sin duda, los senos son la par
te más sexy que tiene una mujer, por lo que desde hace varios años se discute el uso del sostén

Un reciente estudio en Estados Unidos reveló que usarlo por más de 7 horas es nocivo para la salud, ya que oprimimos los senos y cerramos las vías que van a los nódulos linfáticos, lo que provoca la acumulación de líquidos, blandura del tejido y la formación de quistes.

En caso de que se utilice un sostén apretado, las toxinas del cuerpo permanecerán y no se realizará el proceso de limpieza del organismo a través de las vías linfáticas.
El movimiento natural del pecho al caminar, cuando no se lleva la prenda, produce un masaje que permite que la linfa circule. Aquí te dejamos algunos de los aspectos negativos de sus uso.

1.- Presión. Cuando usas un sostén una de sus funciones es comprimir los ganglios y canales linfáticos. Esto no permite que se filtren y eliminen las toxinas naturalmente, ni tampoco que los canales cumplan adecuadamente su tarea de realizar el drenaje linfático.
Estas funciones normalmente se realizan en el momento en que nos lo quitamos. En caso de dormir con él se corre el riesgo de que se originen retenciones de líquidos que a largo plazo pueden derivarse en la aparición de quistes, nódulos fibrosos o incluso tumores.


2.- Los senos no tienen movimiento. Los pechos, como todas nuestras partes del cuerpo, necesitan movimiento para permitir la circulación, tanto de la sangre para que no se acumulen toxinas y también en el caso de las mamas la circulación de las linfas y su masaje. Por lo tanto, si acostumbras usar tu sostén desde que te levantas hasta el momento en que te acuestas, o incluso tienes el mal hábito de dormir con él, deberías comenzar a reducir su uso hasta máximo 7 horas al día.

3.- Altas temperaturas. Debido al material con el que el sujetador es fabricado, normalmente algodón, su tejido hace que nuestro cuerpo no transpire lo suficiente y que nuestro pecho mantenga una temperatura más elevada de la que debería ser. Y no es bueno exponer nuestro pecho a una elevación térmica también por la noche.

4.- La talla correcta. Si quieres mantener tus senos sanos, es imprescindible que escojas la talla de sujetador que corresponde a tu tamaño y evitar aquellos que tienen costuras, rellenos o aros metálicos y que oprimen tu pecho.

Fuente: emedemujer

Add

Contenido Relacionado