sábado, 24 de octubre de 2015

Cosas que no sabías de los Golden Retriever



Se debe tener especial cuidado a la hora de elegir una mascota para así poder brindarle todo l
o que necesita

En algunas oportunidades se tiene una mascota y casi no se conoce o no se investiga de dónde son, cuál es su estilo de vida, aunque parezca lógico que solo es comer, correr y dormir. Hoy hablaremos sobre las cosas que no sabías de los Golden Retriever.

Estos perros son muy conocidos por ser cariñosos y hogareños, donde se le ve interactuar mucho con las familias hasta llegar a ser los mejores de los amigos de los niños. Esta mascota es el compañero ideal para las personas con alguna discapacidad.

Cosas que no sabías de los Golden Retriever

Su origen

Esta raza canina se remonta al siglo XIX en Gran Bretaña, donde fue mezclada cuidadosamente con el Flat-coated Retriever. El Golden Retriever es junto con el Labrador Retriever las razas más usada como perros guía en todo el mundo.

Gran sentido del olfato

Como su nombre indica, estos “perros perdigueros de oro” estaban destinados como perros de caza. Por lo tanto, fueron criados para poseer un poderoso sentido del olfato y, de hecho, sus habilidades están entre las mejores de todas las razas de perros. Rara vez se utilizan en la caza, estos se emplean comúnmente como rastreadores de bombas y perros de búsqueda y rescate debido a su agudo sentido del olfato.

Características

Los golden retriever tienen un peso alrededor de 28 kilos para las hembras y los machos pesan un poco más, alrededor de 35 a 37 kilos. La tonalidad del color de su pelaje va desde oro hasta crema, algunos ejemplares pueden tener pelos de color blanco en el antepecho.

El Golden Retriever es un perro dócil e inteligente, no presenta agresividad hacia las personas ni hacia otros perros, lo cual le convierte en un compañero perfecto para los más pequeños de la familia. Tienen gran resistencia y son muy activos.

Cuidados especiales

El Golden Retriever tiene tendencia a la obesidad, por lo que hay que saber equilibrar la cantidad de comida con la actividad física del animal, recuerda que un perro sobre alimentado, al igual que un humano, puede presentar muchos problemas de salud. Es importante que no te excedas en compensaciones como galletas caninas y que tampoco le des al animal de tu comida, así evitarás que se torne más goloso de lo que es.

Uno de los mayores atractivos de estos perros es su pelaje, brillante y abundante, pero también requiere de atención y cuidados para garantizar su bienestar. Por eso, debes cepillarlo una vez al día o cada dos días, de este modo evitarás que tu casa esté llena de pelos y también ayudarás a reducir el olor del pelaje de este animal.

Acostumbra a tu perro desde cachorro a esta tarea, así también evitas los nudos en el pelo del animal y fomentas un lazo especial entre ustedes.

Fuente: ve.emedemujer.com

Add

Contenido Relacionado