miércoles, 16 de septiembre de 2015

Cómo se convirtió Chris en la oveja más lanuda del mundo



Como un pompón de lana gigantesco. Tan pero tan grande y lanuda que dan ganas de abrazarla.

Así era hasta hace muy poco la oveja australiana bautizada cariñosamente Chris, encontrada esta semana después de haber estado durante años extraviada en el monte.



AP - Así quedó Chris después de las tijeras. Las mancas rosas son por los antisépticos.

Tal fue la cantidad de lana que le quitaron este jueves al esquilarla-unos 40 kilos- que el operativo batió el récord de cantidad de lana esquilada de una sola vez.

El carnero -de raza merino- fue encontrado por un grupo de caminantes a varios kilómetros de una granja en las afueras de Canberra, en el sureste de Australia.

Su tamaño era cuatro o cinco veces superior al de las ovejas normales. Estiman que podría tener unos seis años y que nunca fue esquilada.

Como al parecer el animal no había estado en contacto con seres humanos por bastante tiempo, las autoridades llamaron a un experto para quitarle la lana.

Peligros de tener mucha lana

No trasquilarla significa un riesgo para el animal: si no se les corta el pelo con frecuencia, puede desarrollar enfermedades graves.

"A las ovejas hace falta esquilarlas todos los años por su bienestar", le explica a BBC Mundo Joanne Briggs, de la Asociación Nacional de Ovejas de Reino Unido.

AFP - Los canguros, en comparación, paracen diminutos.

En los meses de verano, la lana se levanta y se separa un poco del cuerpo de la oveja.

"Cuando esto ocurre se genera mucho calor y el animal transpira. La transpiración atrae a las moscas que dejan sus huevos en la lana y esto puede causar muchos daños, puede matar incluso al animal, en circunstancias extremas", añade Briggs.

Pero además, moverse con semejante peso sobre el cuerpo resulta extremadamente incómodo para el animal.

El encargado de quitarle este peso de encima a Chris fue Ian Elkins, campeón australiano de esquilada, quien dijo no haber visto nunca algo así en 35 años de trabajo.

Monstruo lanudo

¿Pero cómo fue posible que Chris alcanzara este tamaño en unos pocos años?

Para esquilar a Chris tuvieron que sedarlo. Foto: RSPCA.

"Las ovejas merino producen una cantidad enorme de lana porque han sido criadas precisamente para ese fin", señala Briggs.

La lana que producen se utiliza para prendas de vestir de alta calidad.

Si una oveja británica -cuya lana es valorada para la elaboración de alfombras- pasa tiempo extraviada, nunca produciría esa cantidad de lana.

Las ovejas merino están criadas específicamente para producir lana. Foto: RSPCA.

Si a estas ovejas no se las esquila, la lana continúa creciendo, pero, eventualmente, comienza a caerse de a mechones.

En el caso de las merino, como han sido criadas para dar mucha lana, ya perdieron esta capacidad de perderla por sí mismas, así que la lana les sigue creciendo.

Entonces, ¿qué hubiese pasado si no se encontraba a Chris ahora sino mucho más tarde? ¿Se habría transformado en un verdadero monstruo lanudo?

Al esquilarla, le quitaron 40 kilos de encima.

Pues no. En promedio, la expectativa de vida de una oveja merino no suele superar los 10 años, con lo cual podría haber aumentado su volumen de lana un poco más hasta que, finalmente, se habría muerto.

Éste no es el primer caso en el que se halla una oveja con unos cuantos kilos de lana de más.

En 2004 se encontró a Shrek en Nueva Zelanda, una oveja que permaneció perdida durante seis años.

El animal, también de raza merino, perdió 27 kilos tras ser esquilado.

Fuente: BBC Mundo

Add

Contenido Relacionado