viernes, 13 de febrero de 2015

¿Por qué alivia rascarse?

Señora rascándose la mano

Estudios que usan técnicas de resonancia magnética funcional han mostrado que rascarse causa patrones de actividad cerebral que se asocian con el placer y la recompensa.

Este efecto es más fuerte cuando te rascas tu mismo y cuando te estás rascando en un lugar que te pica, en vez de hacerlo en un lugar cualquiera de la piel.

Pero, al contrario de que lo podrías esperar o de lo que hayas leído en otro lugar, no hay evidencia clara de que este placer provenga de la liberación de endorfinas: pasa únicamente en el cerebro y la espina dorsal.

Este mecanismo puede haber evolucionado para impulsarnos a deshacernos de parásitos de la piel. Toda la evidencia sugiere que se trata de una respuesta muy antigua, porque todos los vertebrados se rascan... ¡Incluso los peces!

Información de BBC focus

Add

Contenido Relacionado