viernes, 7 de noviembre de 2014

Veinte casas de película: ¿las reconoces?

Muchas veces han sido protagonistas, ellas mismas, de las películas. Las tenemos en nuestra cabeza y coincidimos, si existiese un Oscar a las mejores casas, éstas se lo habrían llevado seguro.


20 casas de película
El Diario de Noa, (2004). 
La renovación inmobiliaria más romántica jamás llevada al cine. Todas queremos trasladarnos a ese enorme porche que recorre toda la casa. Blanca, impoluta. Se encuentra en medio de la plantación norteamericana Martin Point en Wadmalaw Island, en Carolina del Sur. Antes de protagonizar varias escenas de la película, era ya una casa histórica. 

20 casas de película
Mi pobre angelito, (1990). 
Vendida por 1,2 millones de dólares hace un par de años, la casa de estilo georgiano en Winnetka (Illinois), fue habitada al mismo tiempo, por el equipo de la película y sus dueños en la realidad. Quienes se darían cuenta de los escasos medios de seguridad con los que contaban, y la gran ayuda que podría prestarles el pequeño Kevin McCallister con un par de coches de juguete. 

20 casas de película
El Gran Gatsby, (2013). 
Mansion West Egg es, en realidad, demasiado para cualquiera de nosotros. Más que nada porque de tan grande y completa, nos olvidaríamos de salir al mundo. Y socializar, hay que socializar. Aunque igual podemos invitar al mundo a una fiesta en casa. Aunque lo que vemos en la película tiene un fuerte trabajo de CGI Magic y catorce semanas para completarla, la casa de Jay Gatsby se encuentra en Sydney, Australia. 

20 casas de película
Un hombre soltero, (2009). 
La envidiable residencia Shaffer, donde vive el profesor homosexual que interpretaColin Firth, fue construida por John Lautner en 1949 en Glendale, California. 

20 casas de película
Crepúsculo, (2008). 
La casa de los Cullen, en la que todas hemos deseado ser recluidas, pertenecía en la vida real a John Hoke, diseñador de Nike, Con 400 metros cuadrados, se sitúa en Vancouver (Canadá), y tiene un jardín envidiable. 

20 casas de película
La extraordinaria vida de Timothy Green, (2012). 
De estilo victoriano, esta casa de Newnan en Georgia está en venta. Con una piscina que no vemos en la película, en la realidad, hace desparecer su divertido color. 

20 casas de película
X_Men, (2000). 
La casa donde Charles Xavier acoge a los mutantes más heroicos del universo cinematográfico se encuentra en Ottawa, Toronto. Se incluye dentro del parque canadiense con nombre Parkwood Estate. Bien podría cedérnosla a nosotras. 

20 casas de película
Señora Doubtfire, (1993). 
Además de sus magníficas interpretaciones, Robin Williams nos dejó está preciosa casa en Pacific Heights, en pleno San Francisco. Nosotras también aplicaríamos al puesto de niñera en ella. 

20 casas de película
La proposición, (2009). 
La Mansión Paxton la encontraron en Manchester-by-the-Sea, perfecta para rodar la película; pues en vez de ir a Sitka, el pueblo de Alaska donde se sitúa la historia, el equipo decidió recrear el ambiente en Massachusetts. 

20 casas de película
Prácticamente Magia, (1998). 
De estilo victoriano, se construyó en la Isla de San Juan, en Washington. Tardaron ocho meses en hacerla y se inspiraron en las que se levantaban en la época de 1850. Más que el precioso jardín, lo que nos enamora es su interior y sus encantadoras dueñas.

20 casas de película
La casa del lago, (2006). 
Construida para la película en Maple Lake, en Willow Spring (Illinois), no sabemos si sería muy acertado mudarnos a ella, pero para un fin de semana es perfecta. Tuvo que ser demolida después por razones de conservación. 

20 casas de película
Lara Croft: Tomb Raider, la cuna de la vida (2001). 
De estilo tudor, Hattfield House se encuentra en Hertfordshire, Inglaterra. Y está abierta al público, con lo que no quedarnos a vivir, pero sí podremos visitarla. 

20 casas de película
Casper, (1995). 
Fue creada de forma parcial para la película y, posteriormente, destruida. Una pena. De líneas gaudianas, no podremos olvidar nunca ese misterioso sótano y sus tonos ennegrecidos, realizados a propósito, para resaltar bien a los fantasmales inquilinos

20 casas de película
Psicosis, (1960). 
La casa que más miedo nos puede dar de la lista es, sin duda, la que Alfred Hitchcockcreó para esta película. Sigue en pie, aunque ha cambiado de localización varias veces. De estilo victoriano, el director se inspiró en la pintura de Edward Hopper, "The House by the Railroad", que inmortaliza una casa de Hawerstraw de Nueva York. 

20 casas de película
Orgullo y Prejuicio, (2005). 
Aunque seguro que todas diríamos sí a Mr. Darcy y su casa de Pemberley, vamos a ser un poco más modestas esta vez y quedarnos con la encantadora Haddon Hall, que aúna varios estilos arquitectónicos y se encuentra en una de las zonas más bonitas de Inglaterra, Linconshire. 

20 casas de película
Bajo el Sol de la Toscana, (2003). 
Si alguna vez sientes impulsos de escaparte a tierras italianas, con tu familia o sin ella, simplemente para beber una buena copa de vino tranquila, la casa a la que escapa Frances (Diane Lane) se alquila. Se llama Villa Laura en la realidad, aunque en el film tome el nombre de Bramasole. 

20 casas de película
Lo que el viento se llevó, (1939). 
La plantación sureña en la que vemos correr a Tara se ha convertido, quizás, en una de las casas más famosas de la historia del cine. Se sitúa en Georgia y, aunque su fachada si fue capturada desde imágenes reales, la casa fue construida en un set de grabación el Culver City, California.

20 casas de película
El padre de la novia, (1991). 
La casa es, en realidad, combinación de otras dos: el interior y la fachada principal fueron grabados desde el exquisito barrio de Pasadena, en California; mientras que el resto se tomó desde una casa colonial de Alhambra. Eso sí, en el mismo estado norteamericano. 

20 casas de película
The Holiday, (2006). 
De las dos protagonistas de esta historia, Iris (Kate Winslet) y Amanda (Cameron Diaz), quien sale ganando es, claramente, la actriz norteamericana. El cottage inglés en el que se instala para pasar sus vacaciones es perfecto para esconderse de la ciudad. Se encuentra a las afueras de Londres; pero no es real, fue construido en medio de la nada para la película. La cocina, con esa enorme chimenea, nos enamoró a todas. 

20 casas de película
Alguien tiene que ceder, (2003). 
En los famosos Hamptons de Long Island, esta casa ha sido mil veces exhibida en las revistas de decoración y arquitectura más prestigiosas. El exterior se conserva tal cual, lo que no sabemos es si su interior blanco aún lo podríamos disfrutar. Porque si algo nos enamoró de la película son, precisamente, sus habitaciones. 

Información de haspersbazaar.es

Add

Contenido Relacionado