viernes, 1 de diciembre de 2017

Por qué tenemos mal aliento por las mañanas



El mal aliento por las mañanas es muy común, es una patología que sufre mucha gente. Es algo que no tiene específicamente una causa y en ocasiones puede convertirse en una enfermedad grave.

La halitosis, término técnico que utilizan los profesionales para referirse al mal aliento, es una patología que se presenta cuando vamos a dormir. Ya que durante esas horas ocurren varias cosas que llegan a afectar nuestra boca.




Falta de saliva

Cuando dormimos nuestra actividad metabólica se hace más lenta, y esto ocasiona que la producción de saliva se disminuya. Esto favorece que las bacterias se desarrollen de forma más rápida en los restos de alimentos que están entre los dientes, lo que trae como consecuencia el mal aliento.

Esto también se ve favorecido porque la lengua se mantiene quieta, esto le permite a los microorganismo a que se proliferen por toda la boca.

Desayuno

No solo es la comida más importante del día, sino que ayuda a combatir con los malos olores de la boca. Es por ello que es recomendable comer después de levantarte para eliminar las bacterias que se acumularon.
Publicidad

Ronquidos

Expertos aseguran que los ronquidos o la respiración por la boca al momento de dormir, favorecen a la aparición de mal aliento por la mañana. Debido a que eliminas la saliva que se encuentra en la boca, permitiendo la propagación de las bacterias.

Enfermedades


Si padeces de diabetes, insuficiencia renal o mal funcionamiento del hígado tienes más probabilidades de permitir que tengas mal aliento.

También ocurre con las personas que padecen de alergias respiratorias, ya que la mucosa que gotea por la parte posterior de la garganta se llega a convertir en una fuente de alimento para las bacterias.

Alimentos y bebidas

Si consumes con frecuencia alimentos con mucho condimentos corres el riesgo de tener un mal aliento por las mañanas. Esto también ocurre con las bebidas alcohólicas.

Fumar


Los fumadores son propensos a tener mal aliento siempre, porque esta hábito seca mucho la saliva. Además aumenta la temperatura de la boca convirtiéndola en un ambiente perfecto para la reproducción de las bacterias.

Mal cepillado

Por supuesto, una de los hábitos que más afecta al aliento es el mal cepillado. Si dejas restos de comida entre los dientes permites que las bacterias se proliferen con rapidez.


Cómo combatir el mal aliento



El mal aliento se puede eliminar con facilidad, siempre y cuando mantengas una buena higiene bucal. Dentro de este hábito tenemos que tener en cuenta los mejores métodos para prevenir la aparición de la halitosis.


  • Para ello tenemos que cepillarnos los dientes durante mínimo dos minutos. Procurando que limpiemos por completo todas las partes de la boca.
  • El uso del hilo dental es esencial para eliminar cualquier resto de comida entre los dientes. Además mejoramos la condición de nuestras encías.
  • La limpieza de la lengua es indispensable, se puede hacer uso de un raspador. Ya que este órgano es el lugar perfecto para que las bacterias se acumulen y desarrollen.
  • El uso de un enjuague bucal también lo debes agregar en tu limpieza bucal. Elige una que tenga flúor ya que no solo limpiará tus dientes sino que ayudará al proceso de la remineralización de las piezas dentales.
Con información de emedemujer.com

Add

Contenido Relacionado