jueves, 2 de noviembre de 2017

Un pueblito medieval italiano ofrece hasta 2 mil euros para quienes se muden allí



Candela es una pintoresca ciudad medieval, ubicada en Apulia, Foggia, la región italiana reconocida por ser el "taco de la bota". Solo unas décadas atrás llegó a tener más de ocho mil residentes, aunque en la actualidad siquiera llegan a tres mil, lo que llevó al alcalde a tomar una medida inédita: comprar nuevos habitantes.

Nicola Gatta, el alcalde de la ciudad, explicó a CNN: "Hasta la década de 1960, los viajeros la llamaron' Nap'licchie '(Pequeña Nápoles), por sus calles llenas de caminantes, turistas, comerciantes y vendedores ambiciosos".

En la actualidad no llegan a los 3 mil pobladores

Sin embargo, la economía decayó y los productores rurales fueron cerrando por falta de financiación, por lo que los jóvenes comenzaron una diáspora en búsqueda de trabajo hacia otros puntos del país.

El objetivo no es solo buscar parejas jóvenes para que procreen los ciudadanos del mañana, sino repoblar lo más rápido posible. Para esto ofrecen 800 euros para los solteros dispuestos a mudarse; 1.200 euros para parejas, de 1.500 a 1.800 para familias de tres miembros, y más de 2.000 euros para familias de cuatro a cinco personas.



Al principio, la idea también era pagar € 2.000 a los interesados para los gastos de mudanza, pero ante la llegada de 17 mil solicitudes debieron desistir.

De acuerdo a Gatta ya seis familias del norte de Italia se mudaron y otras cinco iniciaron los trámites para realizarlo en la brevedad.

La idea es similar a la propuesta por el alcalde de otra aldea italiana -Bormida, una aldea de 394 en la región montañosa de Liguria en el noroeste de Italia-, aunque luego el proyecto no prosperó.



Para calificar para el incentivo, los interesados deben mudarse a Candela y alquilar una casa -el plan propone alquileres a 12,50 € por semana- y demostrar ingresos por 7.500 euros por año.

Italia no es el único país con pueblos que luchan contra la extinción. En Suiza, el pueblo de montañés de Corippo, ubicado en Ticino, reveló que está luchando una batalla por subsistir tras toda una generación joven que emigró. En Corippo sus 16 residentes se acercan a los 90 años.

Con información de infobae.com

Add

Contenido Relacionado