lunes, 6 de noviembre de 2017

La hipótesis científica que explica la "otra dimensión" de Stranger Things



El actual fenómeno Stranger Things comenzó a concebirse oficialmente en abril de 2015, cuando se anunció el inminente estreno. Claro, los guionistas y directores, los hermanos Matt y Ross Duffer, ya tenían armado el libreto de la exitosa serie mucho antes.

Se trata de una historia que se sitúa en el condado Hawkins de Indiana, ambientada en los años ochenta. La narrativa gira en torno a la desaparición de un joven y la presentación una extraña niña. En medio de ello y abordando una temática que combina misterio y sucesos sobrenaturales, un escenario central es el llamado Upside Down.

El "otro lado" consta de una dimensión alternativa, en la que se mantienen las mismas infraestructuras e idénticos paisajes que en el mundo real, solo que el ambiente inhóspito se caracteriza por ser un lugar oscuro, frío y con un monstruo deambulando por la zona.

Una teoría de un físico estadounidense inspiró la realidad alterna de la ficción

¿Qué llevó a los mellizos Duffer a idear una trama alrededor de un mundo del revés? La escena del profesor Clarke contándole a los niños la historia del acróbata y la pulga en la primera temporada estuvo inspirada detrás de una hipótesis científica, por más extraño que parezca. El experto estadounidense Hugh Everett propuso una nueva interpretación de la física cuántica, a consecuencia de la existencia de universos paralelos.

En concreto, el enfoque de "muchos mundos" comprende la existencia de realidades relativamente independientes. Cada vez que tiene lugar un evento cuántico, el universo se divide en dos universos paralelos. En uno de ellos el evento cuántico tiene lugar. En el otro ocurre lo opuesto.

A grandes rasgos, cada vez que se hace una medición sobre un sistema, se produce una bifurcación en el mundo. Por ejemplo, se percibiría el comportamiento de los átomos y las partículas subatómicas del cuerpo al emprender un viaje en el mundo real, mientras que en el otro lado no, ya que ese viaje no se estaría realizando, se estaría estático.

La escena del profesor Clarke explicando el universo paralelo

Su teoría publicada en la revista Review of Modern Physics fue siempre recibida con mucho escepticismo de parte de los colegas de la comunidad científica. De hecho, desalentado por la falta de apoyo y respuestas, abandonó la física poco tiempo después.

Jamás fue comprobada experimentalmente. Pero a falta de sustento, lo que sí acumuló fue caudal en la cultura popular. Tuvo mucha repercusión en cierta época. El concepto de multiverso no es nuevo. Desde hace décadas, astrofísicos plantearon la posibilidad de existencia de distintos universos, aunque no pudo ser corroborada hasta hoy.

Con información de infobae.com

Add

Contenido Relacionado