domingo, 26 de noviembre de 2017

El herbolario del infierno: nueve plantas con las que puedes tener pesadillas



En el mundo de la botánica hay universos de plantas para todo. Desde infusiones a medicinas y todo tipo de utilidades como el papel o el tabaco. Pero también hay plantas que nos pueden dar escalofríos. Hay algunas con formas terroríficas, con comportamientos que parecen de otro planeta y con ciclos biológicos dignos de película de miedo.

La flor Darth Vader



La Aristolochia Salvadorensis pertenece a un género de plantas con más de 500 especies, de la familia de las Aristolochiaceae. Pero esta en concreto tiene un detalle en la flor que parece una calavera con caperuzo, que incluso recuerda al temible Darth Vader de La Guerra de las Galaxias. El arbusto de esta flor puede llegar a medir hasta 3 metros y es endémica de El Salvador. Aparte de su parecido y aspecto amenazador, sí hay que tener cuidado con esta planta ya que diversos estudios han demostrado la toxicidad del género Aristolochia.
La seta sangrante



La seta diente sangrante o sangrante, Hydnellum peckii, es algo sorprendente, una extraña criatura de los bosques. Cuando es joven es una masa aterciopelada de color gris claro con matices azules y rosas que segrega gotas de líquido rojo o granate, como si sangrara, y efectivamente el líquido contiene un anticoagulante similar al de la sangre. Al crecer ya interrumpe la secreción de líquido, toma forma irregular de diente o de concha y pierde su terciopelo pasando a un tono crema. Su distribución es amplia en el hemisferio norte, particularmente conocido en el área noroeste de América.

La Orquídea calavera



Cuando la flor de Antirrhinum muere aparece una forma de cráneo que no es otra cosa que el semillero de la planta, lo que ha hecho que se le haya bautizado con varios nombres como cráneo o boca de dragón. Cuando la flor está en su apogeo, si se aprieta y se suelta, abre y cierra 'la boca' y al secarse aparece esta forma macabra que son las cápsulas donde guarda las semillas. Debido a su extraño aspecto, las culturas antiguas atribuían a esta planta poderes mágicos y sobrenaturales y se creía que si se plantaba en el jardín producía protección contra las maldiciones y brujerías. Crecen en el mediterráneo.

El Hongo Alien



El Clathrus archeri es una especie de hongo que, hasta hace poco más de un siglo, crecía sólo en Australia y Nueva Zelanda. Se cree que en la I Guerra Mundial sus esporas pudieron haber sido transportadas a Europa en las patas de caballos o en las botas de los soldados. En España se han citado en algunas áreas húmedas del Cantábrico y Galicia. Su aspecto de huevo de la película Alien da pavor cuando sus estructuras aparecen como tentáculos de un pulpo viscoso, una serie de pólipos de color rojo en los que se encuentran las esporas que se esparcen gracias a la visita de insectos.

Plantas carnívoras



Hay para elegir entre distintos tipos de horrores. Por una parte tenemos las plantas tipo Nepenthes rajah, que son una especie de estómago con una boca gigante por donde entran los incautos insectos. Dentro son digeridos por sus líquidos.



Y por otra, la venus atrapamoscas, o la Dionaea muscipula, que tiene forma de boca llena de dientes, como si fuera un tiburón vegetal, o un cepo diabólico en el que se quedan atrapados los bichos atraídos por sus colores y olores.

Ojos de muñeca



La Actaea pachypoda recibe el nombre de 'Ojos de Muñeca' porque parece un racimo de pequeños ojos que podrían servir como recambio a un fabricante de juguetes. El racimo parece una extraña criatura de ojos, pero es solo una planta herbácea perenne que pertenece a la familia de las ranunculáceas, originaria de América del Norte. Su manipulación produce irritación en la piel e ingerida es altamente venenosa para los seres humanos porque contiene toxinas que sedan de inmediato el músculo cardíaco, produciendo la muerte.

La semilla del diablo



No es la película de Polanski, no. Esta vaina con forma maléfica, que recuerda a una gárgola, murciélagos o una cabeza de demonio con cornamenta, guarda las semillas de una planta acuática que tiene distintos usos medicinales.

La oreja de judas



La Auricularia auricula es un hongo que toma esta forma tan perturbadora. Cuando se ha desarrollado del todo y está bien hidratada, recuerda mucho una oreja humana. Hasta tiene un tacto aterciopelado como el de este cartílago. La oreja de Judas crece preferentemente en otoño y se alimenta de madera muerta. Si te da morbo, es un dato interesante saber que es comestible.

El hongo creador de zombies




Cordyceps sp es un género de hongos parásitos que reemplaza el tejido del hospedador provocando su muerte. Puede parasitar diferentes órdenes de artrópodos e incluso de otros hongos. Cuando el hongo encuentra un huésped, invade y reemplaza sus tejidos. Este proceso a veces afecta a la conducta del insecto parasitado, induciendo comportamientos atípicos, pudiendo convertir a sus hospedadores en especies de zombis para su propio beneficio. Cuando Cordyceps unilateralis infecta una hormiga, por ejemplo, hace que la misma se suba a una planta antes de morir, asegurando la máxima distribución de las esporas procedentes del cadáver del insecto.

Con información de gonzoo.com

Add

Contenido Relacionado