viernes, 13 de octubre de 2017

Por qué no se debe adoptar un gato antes de sus 8 semanas de vida



Generalmente se cree que el comportamiento del felino adulto depende de una personalidad innata o bien forma parte de las características típicas de la raza escogida para el nuevo miembro de la familia. Pero la ciencia descubrió que cuanto antes se realiza el desapego de la leche materna, más afecta el comportamiento a futuro del pequeño felino entregado en adopción.

Existen períodos críticos de desapego materno, y su tiempo recomendado genera discusiones al respecto a nivel mundial. Se estima que luego de las ocho semanas de vida sería el tiempo ideal para la adopción felina. Una adopción antes de este tiempo puede repercutir en el comportamiento del animal.

iStock
"La Sociedad Real para la Prevención de la Crueldad contra los Animales recomienda una edad mínima de separación de ocho semanas. Por otra parte, la American Veterinary Medical Association considera 7-9 semanas de edad para ser el momento ideal para mudarse a una nueva casa", aseguró en su estudio Hannes Lohi del Departamento de Veterinaria Biociencias, Universidad de Helsinki.

El estudio consistió en un detallado registro mediante varias encuestas en la cual participaron más de 5.500 gastos de 40 razas diferentes, lo que convirtió esta investigación en la base de datos felina más completa del mundo. Los resultados fueron contundentes: de los gatos destetados antes de las ocho semanas de vida, más del 80% presentaron algún problema en su conducta, mientras que en el 25% este comportamiento tiene un carácter crónico. Pero a su vez pudieron determinar otra serie de características afectadas por este mismo accionar.

iStock

"Los gatos destetados a las 14-15 semanas de edad eran menos propensos a acicalarseexcesivamente que los gatos destetados a las 12-13 semanas de edad, también lograron ser significativamente menos tímidos hacia objetos nuevos y también fueron menos propensos a realizar la succión estereotípica del pelaje durante el acicalamiento. Sin embargo, la probabilidad de comportamiento estereotípico se incrementó con el aumento de las puntuaciones en timidez y agresión", detalló Lohi.

Los científicos aseguraron que el destete precoz puede traer varias consecuencias en la salud del animal. Estos pueden llegar a estar relacionados con cambios neurológicos, puede perjudicar considerablemente la memoria y la cognición como también el aprendizaje de supervivencia y su sociabilización entre especies como también para con las personas.

iStock
La conciencia sobre la importancia de una completa alimentación y lactancia en los animales recién nacidos debe ser un tema fundamental a la hora de incorporar un nuevo integrante familiar. Como todo ser vivo, existen procesos de crecimiento que deben cumplirse para el bienestar psíquico y de salud de la mascota. Si no se quiere un gato malhumorado, esperar un tiempo para adoptarlo puede ser la solución.

Con información de infobae.com

Add

Contenido Relacionado