viernes, 8 de septiembre de 2017

Un estudio asegura que la obesidad afecta al 80% de los adultos



Para la Organización Mundial de la Salud (OMS) el sobrepeso y la obesidad ya son una pandemia a nivel global. Sus estadísticas enuncian que, en 2014, el 39% de las personas adultas de 18 o más años tenían sobrepeso, y el 13% eran obesas. De acuerdo a un nuevo trabajo, estas cifras serían incorrectas y muy bajas.

Un equipo de científicos de la Universidad Politécnica de Auckland, Australia, estimó que la pandemia de la obesidad estaría aún mucho más extendida de lo que se creía. El artículo, publicado en la revista Frontiers in Public Health, considera que en los países desarrollados el porcentaje de obesos llega hasta el 90% de los hombres adultos, el 80% de las mujeres y el 50% de los niños.

Este nuevo panorama radica en lo que los investigadores consideran obesidad. Su tesis desacredita el sistema de índice de masa corporal (IMC), método que tiene cada vez más detractores, ya que asocia la estatura y el peso de una persona. De acuerdo a especialistas esta fórmula no siempre ayuda a predecir si una persona va a tener problemas de salud asociados al sobrepeso. En cambio, utilizaron el indicador que marca el exceso de grasa. Para hacer este trueque sistémico aseguraron que diversos estudios demuestran que muchos individuos se consideran delgados o con un ligero sobrepeso, aún cuando tienen un porcentaje de grasa elevado.

El IMC puesto en duda. L (iStock)

Para los autores es necesario que se cambie la definición de la obesidad y no se centre en el peso corporal sino en la grasa. El gran impedimento es que para medir con precisión los niveles de grasa en el cuerpo se necesitan métodos tecnológicos caros y complejos, como la absorciometría con rayos X de doble energía.

Los investigadores afirmaron que esta manera de medir la obesidad cambiaría drásticamente muchas de las estadísticas actuales. Por ejemplo, los últimos informes afirman que en EEUU el problema de la obesidad se está ralentizando y se habría estabilizado en el 35% de los hombres y en el 40% entre las mujeres. "Sin embargo, la cantidad de personas que tienen porcentajes de grasa corporal que pueden ser dañinos para la salud sigue aumentando", dijeron.

Esta no es la primera vez que un equipo de profesionales busca cambiar el abordaje. En 2013, investigadores de Universidad de Navarra, España, realizó un estudio con 6.000 personas y concluyeron que hasta un 29% de las personas delgadas según su IMC serían en realidad obesas si se atendiera a su cantidad de grasa. Además, calcularon que el 80% de las personas que según su IMC pertenecen a la categoría del "sobrepeso" serían, en realidad, obesos.

El debate está abierto, solo es cuestión de tiempo para conocer si la OMS avala un cambio en la forma de medición.

Con información de infobae.com

Add

Contenido Relacionado