jueves, 7 de septiembre de 2017

Según la ciencia, sólo una postura garantiza el sueño perfecto



Dormir una cierta cantidad de horas al día no basta para sentirse bien. Llevarlo a cabo de la forma correcta es vital para que el organismo se llene de energía y responda positivamente en todas las actividades diarias. La postura, en este caso, afecta directamente al sueño y a cómo una persona se siente a la mañana siguiente.

Entonces, ¿cuál es la mejor postura para dormir?

Sin dudas, la que proporcione la mayor sensación de relajación al despertar. Existe una respuesta científica para tal interrogante, la misma destaca por sobre el resto la postura de decúbito lateral izquierdo (dormir de costado, preferentemente del lado izquierdo).

Dormir del lado izquierdo, según la ciencia, es la mejor decisión (iStock)

El estudio lo llevó a cabo un grupo de científicos de la Universidad de Stony Broock, en Nueva York (Estados Unidos), avalando esta postura debido a que favorece los procesos del sistema glinfático (mecanismo del organismo de los mamíferos que se dedica a limpiar los desechos del sistema nervioso).

"Está clínicamente aceptado que un cambio en la posición del sueño puede beneficiar la salud sistemática de las personas", explicó el informe, publicado en la revista The Journal of Neuroscience. El mismo sostiene que "esta postura es la que mejor contribuye a eliminar los residuos en el cerebro y prevenir la aparición de otros problemas como la enfermedad de Alzheimer".

A las mujeres embarazadas se les aconseja dormir en esta posición (iStock)

La investigación también sugiere que "dormir del lado izquierdo alivia la acidez estomacal y es ideal para mujeres embarazadas (tanto para su descanso como para el feto), pues esta posición apoya la columna vertebral y el cuello, lo que conduce a una noche de sueño más reparador y ayuda a prevenir lesiones a largo plazo".

La causa de ciertos dolores o pasar muchas noches sin dormir puede tener que ver con la colocación tanto de la cabeza, como de la espalda, brazos y piernas tras caer en la cama. El estudio también sostiene que la peor posición para dormir es boca abajo, pues ejerce más presión en la espalda y los pulmones.

Con información de infobae.com

Add

Contenido Relacionado