viernes, 22 de septiembre de 2017

¿Se puede perder peso comiendo solo helado?



Para perder peso muchas optan por seguir estrictas dietas y una dura rutina de ejercicios. Pero, ¿podemos quemar grasa comiendo uno de nuestros postres preferidos?

Las personas que desean perder peso muchas veces eliminan de su dieta gran variedad de comidas porque consideran que engordan. Basando su alimentación en los macronutrientes (carbohidratos, proteínas, grasas) y pasando muchas horas en el gimnasio.


Puede que todo ello tenga sentido para muchos, pero el coach nutricional y fotógrafo estadounidense, Anthony Howard-Crow asegura que el conteo de las calorías es lo más importante para quemar grasa. Es por ello que decidió pasar 100 días comiendo únicamente helado, para demostrar que se puede bajar de peso sin estar seleccionando obsesivamente los alimentos.

“Quería demostrar que, en una dieta, la clave para perder peso es gastar más calorías de las que entran en tu cuerpo, independientemente de que estas procedan de pechuga de pollo a la plancha o de helado”, explicó el joven de 32 años, oriundo de Loveland, Colorado.

¿Se puede perder peso comiendo solo helado?

Una publicación compartida por Anthony Howard-Crow (@absandicecream) el


A través de su blog Abs and Ice Cream compartió su evolución durante los cien días, donde mostraba cuánto peso perdía. Cada día llegaba a ingerir 2.000 calorías de helado que complementaba con 500 calorías de suplementos de proteína y alcohol.

“Lo que busco con estas demostraciones es probar, de la mejor manera que sé hacerlo, que puedes comer lo que quieras y aún así conseguir adelgazar”, explicó Anthony.


Tras terminar el proceso que fue documentado en sus redes sociales y blog, llegó a perder la sorprendente cantidad de 15 kilos en un poco más de tres meses. Pero no solo estos resultados fueron increíbles, sus análisis demostraron que sus niveles de glucosa bajaron, sin importar la gran cantidad de azúcar que consumió. También tuvo un descenso considerable del colesterol malo y de los triglicéridos.

Antes y después

El objetivo de este reto, fue demostrar a las personas que desean bajar de peso que no necesariamente tienen que “matarse” de hambre o eliminar sus comidas preferidas. Ya que es posible quemar grasa siempre y cuando no consumas más calorías de las que quemas a diario.

Sin embargo, no todo fue positivo, el youtuber explicó que su estado de ánimo bajaba día tras días. Además se sentía muy cansado y sin ganas de hacer ejercicio. Sin contar que perdió una gran cantidad de masa muscular y sus niveles de testosterona se redujeron.

“Es la aventura dietética más miserable en la que me he embarcado, sin duda alguna. No es una dieta ideal para mantener en el tiempo, sólo quería demostrar que el déficit energético es más relevante que los alimentos concretos cuando se trata de pérdida de peso”, confesó.


Con información de emedemujer.com

Add

Contenido Relacionado