miércoles, 13 de septiembre de 2017

El origen de… el Pinball



El pinball es un juego que muchos nostálgicos de décadas pasadas deben recordar con cariño. El juego consiste básicamente en una bolita de metal, disparada con un resorte, dentro de una caja con una cubierta de vidrio. La bolita debe golpear múltiples cosas dentro de la caja, y el jugador debe evitar que se caiga usando un par de palancas controladas con botones en los costados.

Un juego francés

El primer intento de pinball se le atribuye al inventor inglés, residente en EE.UU., llamado Montague Redgrave. En 1869, Redgrave instaló una fábrica de Bagatelle, un juego inventado en Francia en el siglo XV que consistía en hacer caer una bolita en distintos agujeros, pasando por una serie de obstáculos.

El juego era como una versión para interiores del croquet, para jugar en una mesa cuando afuera estaba feo afuera. Con los siglos, el juego de bagatelle fue evolucionando y estandarizándose, adoptándose en diversos países. A Estados Unidos llegó con los inmigrantes, y para 1860 era bastante popular. Incluso hay un conocido comic político de la época que muestra a Abraham Lincoln jugando bagatelle en 1863.



Volviendo a Redgrave y su fábrica de bagatelle, en 1871 el fabricante decidió hacer una serie de mejoras al juego, las que patentó. Estas mejoras incluían la introducción del resorte para lanzar la bolita hacia arriba del tablero, en lugar del palo de billar que se ve en la foto de arriba. La innovación hizo que el juego fuera más amigable. También achicó el tamaño del tablero, de modo que cupiese por ejemplo en los bares.

Como se redujo el tamaño, las pelotas fueron reemplazadas por bolitas (canicas) y los obstáculos se convirtieron en varios “alfileres” (o “pins” en inglés, de ahí pinball), más pequeños. Estas innovaciones han sido reconocidas como el origen del pinball moderno.


litlnemo

No hubo muchos cambios en los años siguientes, hasta la llegada de la Gran Depresión en 1930 en Estados Unidos. Como era plena época de crisis económica, el juego tuvo gran éxito entre quienes buscaban entretenerse de forma barata. La mayoría de las farmacias y tabernas en Estados Unidos tenían un pinball que funcionaba con monedas, y el costo de la máquina se pagaba rápidamente con el uso que le daban las personas.

Para entonces ya se había implementado cubrir el tablero con vidrio, y se seguía utilizando el resorte de Redgrave para lanzar la bola al espacio de juego. En 1931, el empresario David Gottlieb lanzó un verdadero hit del pinball: el Baffle Ball. El juego funcionaba con monedas, y le entregaba al jugadores entre cinco y siete pelotas por 1 centavo. Gottlieb vendió más de 50.000 unidades, conviertiéndose en el principal fabricante de la época.

En 1932, uno de los distribuidores de Gottlieb, Ray Moloney, decidió empezar su propio negocio y creó un nuevo juego, llamado Ballyhoo, con un tablero más grande y 10 agujeros donde podía caer la bola, haciendo que el juego fuera más difícil que el Baffle Game. Se hizo rápidamente popular. Ballyhoo agregó un contador de puntos en la parte superior del tablero, algo que también se mantiene hasta hoy.

Juego electrónico


La electricidad también trajo grandes cambios al pinball. Una empresa llamada Pacific Amusements de Los Ángeles fue la primera en crear un pinball eléctrico en 1933, permitiendo crear un “agujero bonus” desde donde la bolita volvía a salir, y sonaba una campana de premio. Características similares fueron rápidamente adoptadas por otros fabricantes.

También se le empezaron a agregar luces, diseñadas para atraer a los jugadores. Para fines de 1932, había unas 150 empresas fabricando y diseñando máquinas de pinball, una competencia brutal.

Luego vino la época de la Segunda Guerra Mundial y las postguerra, donde los pinballs se cubrieron de motivos patrióticos y sirvieron para entretener a las tropas en los bares en Estados Unidos. En 1947, Gottlieb introdujo por primera vez las palancas (llamadas flippers –aletas- en inglés, de ahí también el nombre). Al principio eran seis palancas que se controlaban desde los lados. Sin embargo, esto hacía al juego bastante más complejo, y al año siguiente Steve Kordek, lanzó un juego que sólo usaba dos palancas en la parte de abajo. El sistema agregaba un factor de habilidad sencillo, y se convirtió rápidamente en un hit.

En los 70’s se vivió una nueva revolución para el pinball, con la introducción de circuitos electrónicos y pantallas digitales. Así, se agregaron efectos de sonido, voces y otras características que sólo los computadores posibilitaban.


BruceTurner

Durante los 90’s hubo varios pinballs que empezaron a utilizar películas y series de TV como temas principales, con juegos sobre Los locos Addams, Indiana Jones, Star Trek y otros. Pero la época de gloria del pinball pasó con la llegada de nuevas formas de entretenimiento. Así, varias empresas – entre ellas Capcom y Sega por ejemplo – cambiaron de rumbo hacia los videojuegos, mientras que todavía quedan algunos que fabrican pinballs para los nostálgicos.

El pinball como aparato es ahora un objeto más bien “retro” y en algunos casos decorativo, aunque el juego sigue estando presente en celulares, PCs y otros dispositivos, evocando el reto de hacer que la bolita se comporte como uno quiere y desafíe los obstáculos que pone el juego

Con información de FayerWayer.com

Add

Contenido Relacionado