viernes, 14 de julio de 2017

6 curiosidades sobre algunos alimentos de consumo cotidiano



Existen muchos mitos y desconocimientos en relación a ciertos alimentos cuyo orígenes son inciertos para gran parte de sus consumidores. Por ejemplo, pocos deben saber que las ostras, cuando se consumen, generalmente se encuentran vivas o bien que las fresas forman parte de la familia de los rosáceas cuyas propiedades son vitales para combatir el envejecimiento de la piel.



Ostras que se ingieren vivas


iStock

Muchos confirman la importancia del consumo de estos mariscos en estado fresco, cuanto menos tiempo pase fuera del mar, menos posibilidades de que se presenten en mal estado y pueda transmitir bacterias al organismo humano. Generalmente, la ingesta de este marisco es inmediata y en varias ocasiones este se encuentra vivo en ese momento. Su aporte nutricional es basto y los mariscos ofrecen al organismo proteínas de alto valor biológico, ácidos grasos de buena calidad y minerales.

De todas maneras la nutricionista Denise Ferrero (MN. 8428) desalienta este común denominador de su gesta inmediata.

iStock

"En cuanto a las ostras como cualquier otro alimento cuanto menos sea el tiempo de conservación mejor ya que se evita que los microorganismos presentes se multipliquen y lleguen a un numero capaz de causar Etas (Enfermedades Transmitidas por Alimentos). Por otro lado, es fundamental evitar el consumo de este y otros alimentos crudos. La cocción ayuda a eliminar gran parte de bacterias patógenas. Por más que algunos alimentos ya consideramos normal comerlos crudos, no es lo más recomendable por el riesgo de contaminación alimentaria y la cocción lo disminuye notoriamente".

Almendras en estado natural

iStock

Esta semilla oleaginosa es el fruto del árbol almendro (Prunus dulcis). Muchos mitos rondan en relación a su consumo en estado natural ya que se afirma su gran capacidad de transmisión de bacterias nocivas para el organismo. Se dice también que el proceso de tostarlos puede ser mas beneficio en este sentido. Pero su baja capacidad de agua derriba esta teoría. Se trata de ácidos grasos esenciales para el organismos y su consumo es sumamente recomendado.

"Son alimentos con baja actividad de agua, esto significa que no hay suficiente para la multiplicación bacteriana, las bacterias pueden permanecer en las almendras pero no se podrán reproducirse por falta de actividad líquida, por lo tanto no llegarán a niveles que causen ETAS. No existe riesgo de ingerirlas sin tostar", aseguró la especialista.

Lima vs Limón

iStock

Se creen que ambos cítricos son iguales y que solo varían en su tamaño. Pero además de ser de familias diferentes, su composición interna cambia notoriamente. Resulta que la lima es mucho más pesada que el limón ya que este último, contienen una bolsas de aire en su interior que le permiten mayor capacidad para flotar en las bebidas. Desde el punto de vista nutricional, ambas tienen altos niveles de Vitamina C.

Naranjas


Cuando se compra naranjas generalmente se buscan las más coloridas posible, pero es común la existencia de naranjas verdes con buen sabor en su interior. En invierno comienzan su vida verde y con el inicio del frío toman cada vez más su color naranja brillante. En países tropicales con climas cálidos, es común que estos cítricos conserven su cascara verde que no tientan del todo a su consumo.

"El alto contenido de vitamina C presente el los cítricos (naranja, pomelo, mandarina, lima, limón) es esencial para la síntesis de colágeno en el organismo presente en la piel y tejidos", subrayó a Infobae la nutricionista Ferrero.

Pimentón y sus colores

iStock

El color de este fruto no resulta ser aleatorio como comúnmente se piensa. La diferencia entre el rojo, verde y amarillo es simplemente su estado de maduración, siendo los últimos dos los menos maduros, de aquí su diferente sabor. Se trata además de un importante alimento rico en fibras y vitamina C que tiene grandes beneficios nutricionales para el organismo.

Fresas

iStock

Las fresas pertenecen al grupo de las familias de las rosáceas
dentro la que se encuentra también manzana, pera, cereza, ciruela, fresa y almendra. Pese a que cada una tiene su aporte nutricional particular, la frutilla es un claro combatiente del envejecimiento.

"En el caso de las frutillas son frutas con alto contenido de fibra, alto contenido de antioxidantes lo cual sirve para prevenir la destrucción celular y envejecimiento de la piel", agregó la especialista.

Con información de infobae

Add

Contenido Relacionado