viernes, 16 de junio de 2017

Una experiencia aterradora: "Giant Canyon Swing", la atracción del momento en Colorado

Con más de 400 metros con vista directa al precipicio y una velocidad abismal, el imponente columpio gigante Giant Canyon Swing ya es furor en Colorado y ofrece una experiencia única, llena de adrenalina y aventuras



Paisajes impactantes, actividades varias relacionadas con el arte la cultura y la historia no es lo único que ofrece el estado de Colorado en EEUU. Aquellos buscadores de aventuras y adrenalina, sin dudas señalan este destino como único debido a una de sus principales atracciones turísticas. Un verdadero parque de diversiones al aire libre y rodeado de naturaleza.


En la cima de la montaña Iron, en el mismo filo de los acantilados que forman el cañón de Glenwood, se balancea imponente y desafiante el Giant Canyon Swing. Se trata de un columpio gigante que ofrece varios minutos de aventuras y de terror para quienes se animen a participar de la trevecía.

Imaginar encontrase suspendidos y directamente conectados al vació a más de 400 metros de altura para muchos resultaría aterrador. Pero sin dudas, este tipo de actividades son cada vez más buscadas por el público y en especial, por los turistas que recorren países del mundo en búsqueda de nuevas emociones.


En su pagina web la compañía Glenwood Caverns Adventure Park reta a los visitantes con coraje a animarse a vivir esta experiencia única a nivel mundial.

"Si eres lo suficientemente valiente como para abrir sus ojos, sus vistas del cañón y Glenwood Springs son impresionantes medida que se elevan por el aire a velocidades de hasta 50 millas por hora. La oscilación Cañón gigante puede cobijar hasta cuatro personas a la vez, para poder compartir la adrenalina con amigos".

Con un precio sumamente accesible de no más de 54 dólares por persona, el paseo incluye la recorrida por el inmenso parque, el cual cuenta con las imponente cuevas de Glenwood, la mayor red de cuevas abiertas al público en Colorado.

La entrada al parque incluye el paseo por las majestuosas cuevas de Glenwood (Facebook Giant Canyon Swing)

Steve Beckley, de 41 años de edad, dueño del parque aseguró que, solo participo de la experiencia una sola vez. En conclusión, hasta la poca interacción de su propietario asusta pero también asegura una completa y absoluta diversión.

"Curiosamente, a pesar de que se me ocurrió la idea para el paseo, solamente he subido en una sola oportunidad", declaró Steve a dailymail.

En relación a la mecánica del dispositivo, su estructura y diseño no solo ofrece una completa seguridad a sus usuarios sino también, garantiza una importante velocidad en el trayecto.


"Está alimentado neumáticamente y por tal motivo opera mucho más rápido que versiones anteriores, sin dudas ofrece una descarga de adrenalina más grande. Se encuentra situado junto al borde del barranco de Glenwood, lo que genera una visual directa al precipicio del cañón", señaló Beckley.

Con información de infobae.com

Add

Contenido Relacionado