sábado, 20 de mayo de 2017

Si no puedes dejar a tu pareja ya hay empresas que lo hacen por ti



Dejar a tu pareja resulta en ocasiones dificultoso. Y es que, la presión ante la reacción de ella si es en persona, o el cabreo que adquiere al recibir la noticia por mensajería instantánea se ve influenciado por la creación de empresas que lo hacen por ti.

Muchos negocios utilizan lo ocurrido para facilitarle las cosas a la persona que quiere transmitir el mensaje. Y es que, por un módico precio, estos hacen el trabajo 'sucio'.

El problema podría venir desde la parte perjudicada, que si ya de por sí es dura la noticia, que te la comunique otra persona o una compañía digital, debería enfadar mucho más.

The Breakup Shop ha creado un negocio con el cuál se intenta apoyar a la parte de la pareja que quiere romper su relación. Mediante un mensaje de texto, comunican a la otra persona el fin de su noviazgo.

Los precios van desde 10 dólares por un mensaje de texto hasta los 80 dólares con un pack de una caja de galletas, la película “El diario de Noah” o el videojuego “Call of Duty: Ghosts”, incluso una tarjeta de 30 dólares para ver Netflix.



Los problemas sociales se pueden reflejar en las relaciones personales. Con la inestabilidad actual de las parejas, algunas relaciones han recibido una tipología.

Tres son las categorías en las que se puede etiquetar una relación inestable:

El ghosting que trata de dejar de lado la comunicación con la otra persona. Dejar de hablar, no contestar a sus mensajes y, finalmente, optar por el bloqueo. Algo que deja en vilo a la otra persona, pero que te aleja de la relación.

El benching es un práctica que se podría colocar fuera de las relaciones personales. Y es que trata el coqueteo entre las dos personas, pero sin llegar a concretar nada. Los planes no salen, no se muestra mucho interés en la conversación. Lo que acaba derivando en un ghosting.

Y otro tipo, que no obtiene resultados buenos, es el zombing. Es parecido a la primera categoría, pero más obsesiva. No quiere nada serio, pero no puede vivir sin esa persona. Igual quedan tres días seguidos, que no hablan en un mes. Algo que puede perjudicar la psicología de alguno de los dos.

Con información de gonzoo.com

Add

Contenido Relacionado