martes, 10 de enero de 2017

Así está ahora el que fue “el niño más fuerte del mundo”



Cuando era un niño, Richard Sandrak cambió las chuches por las legumbres y los juegos por las series de abdominales. Obsesionado por el fitness, practicaba excesivo deporte y adoptaba costumbres como dormir en el suelo, todo por conseguir un cuerpo musculado. Con solo 11 años sus abdominales lo llevaron a ser considerado "el niño más fuerte del mundo".



Hijo de un ex-campeón de artes marciales y una atleta, empezó a entrenar en un gimnasio desde muy corta edad persuadido por su padre; a los ocho ya era capaz de levantar pesas de 100 kilos. Además de sus dietas -nada de comida basura- y sus rutinas, sus relaciones también eran muy estrictas: tenía prohibido jugar con otros niños.

Ahora la vida de 'El pequeño Hércules' -como fue rebautizado por los medios- ha cambiado bastante y su aspecto, también. Desde que su padre entrara en prisión por maltrato todo cambió para él: ahora, con 24 años, trabaja para la industria de Hollywood como doble de acción en películas y su físico no luce como el de una persona estricta en su alimentación y adicta a los entrenamientos, como si lo hizo durante su infancia. Así apareció en el programa televisivo estadounidense Inside Edition:



Fuente: Gonzoo.com

Add

Contenido Relacionado