viernes, 30 de diciembre de 2016

Estos son los rituales mas extraños para año nuevo



La noche del 31 de diciembre, en muchos países de Latinoamérica se practican rituales tanto extraños para atraer la suerte, el amor y la fortuna en el año que está por iniciar. Usar ropa interior de color amarillo, para que haya dinero, o roja si se desea encontrar el amor, salir a la calle con maletas para viajar mucho, o comer doce uvas al compás de las campanas para que se cumplan lo deseos.

Pero en algunos países, hay tradiciones bien particulares para la noche en la que se recibe al año nuevo. Conoce acá los más extraños.

Saltar y romper platos

En Dinamarca, la noche vieja se acompaña con una costumbre singular, la gente sale y arroja platos viejos contra las puertas de las casa de de familiares y amigos con la intensión de desearles buena fortuna. También es costumbre, en los últimos segundos del año, subirse a una silla, y brincar todo al mismo tiempo para ahuyentar a los malos espíritus y atraer la buena suerte.


Quemar muñecos

Durante la última hora del 31 de diciembre, y la primera del primero de enero se mantiene un ritual de quemar muñecos. Dichos muñecos pueden tener forma de espantapájaros, y se les llama momos o años viejos. En ese mismo tenor, en esos países también se estila quemar fotos viejas para dejar a tras el pasado.


Golpear a paredes con pan

Esta es una de las costumbres más curiosas del mundo, tiene lugar en Irlanda. Consiste en golpear las paredes, de la casa con rebanadas de pan navideño, con el fin de ahuyentar los malos espíritus y garantizar que el año siguiente habrá suficiente pan para la familia.
Dormir en el cementerio

En la población de Talca en Chile, la población no recibe el año entre brindis y festejos, si no que la celebración tiene lugar en el cementerio local como una manera de estar una vez más con los seres queridos que ya han partido.


Fuente: Globovision.com

Add

Contenido Relacionado