jueves, 24 de noviembre de 2016

Condones, cerveza, vinos, casas... y otros productos veganos que jamás imaginaste



Hay embutidos, quesos, huevos y salchichas veganas a base de ingredientes vegetales. ¿Pero sabías que la cerveza puede no ser vegana? ¿Y unos preservativos? Precisamente por eso han surgido productos destinados a las personas que abrazan este estilo de vida, sobre todo a lo largo del último lustro, cuando el veganismo ha experimentado su mayor "boom" a nivel mundial.

Vino

¿Puede un vino, una bebida que proviene de la uva, no ser vegano? Es lo que se pregunta la mayoría cuando se da cuenta de que en la actualidad se comercializan vinos para este tipo de público. La respuesta es afirmativa, y de hecho un porcentaje alto de la industria entra dentro de esta división. Para su elaboración, las bodegas utilizan proteínas de origen animal durante el proceso de clarificación. Aún hoy, de hecho, la clara de huevo está presente en los clarificantes de muchos tintos. "La mayoría toma vino y no hace caso de esto ni del etiquetado porque buscar la pureza extrema es muy difícil", explica a este medio David Román, portavoz de la UVE (Unión Vegetariana Española), una asociación que gestiona la certificación del sello europeo de productos que cumplen con los criterios naturistas. "Pero en este último año hemos certificado bastantes vinos veganos", asegura.



La bodega Mateo Wines comercializó en 2012 el Vegal, el primer vino español con el distintivo vegano de la Unión Europea Vegetariana. Para que su producto alcance la pureza que requiere un certificado de estas características sustituyen las proteínas animales por las de origen vegetal, como la del guisante. "Nosotros no hemos descubierto nada", comenta aGONZOO Enrique Mateo, Managing Director de Mateo Wines: "En mercados como Holanda, Bélgica, Inglaterra o Estados Unidos este tema está muy de tendencia. Se trata de un tema de sensibilidad y de adaptar procesos". España, asegura, sigue a la cola en innovación: "En mercados clásicos como España aún hay un lastre". El Vegal fue el que abrió la veda en España, el primero de muchos que han venido después.
Cerveza

Al hilo de las bebidas encontramos otra que se suma a la lista negra. Si preguntamos a un amante de la cerveza cuáles son los ingredientes clásicos de la 'rubia', es posible que ni titubee: lúpulo, cebada, agua, malta y levadura. En definitiva, una bebida muy 'vegetal'... si no tenemos en cuenta la vejiga natatoria de los peces —más conocida como cola de pescado, base de muchas gelatinas—, que forma parte del proceso de elaboración.

Se trata de un componente sin olor y sin sabor utilizado con un fin estético, para hacerla más brillante y clara. De ahí que las cervezas veganas que tengan un aspecto diferente, con una tonalidad más turbia y oscura que la original. Hasta Guinness, después de casi tres siglos de historia, anunció este año su intención de modificar la técnica para convertirse en Vegan Friendly, un debate que fue cogiendo magnitud en Irlanda. Pero tranquilos: conservará el gusto de siempre ya que la cola de pescado solo funciona como clarificante y no aporta sabor. Además, hay listas en internet para aquellos que quieran saber qué bebidas incluyen este componente y cuáles no, tal y como publicó La Gulateca.

Preservativos

Sí, los preservativos se sitúan dentro de los pecados capitales para todo vegano. Por inimaginable que pueda parecer encuentran un vínculo con el reino animal. ¿El motivo? Muchos preservativos de látex están fabricados con caseína, una proteína procedente de la leche que se emplea en la industria del papel, de pieles, de pintura, de medicina, de alimentación... y ahora también en la farmacéutica. De acuerdo con The Vegan Society,muchos de ellos incluyen hasta "leche en polvo".



Con el objetivo de buscar la integridad de los profilácticos, ya se pueden encontrar en el mercado —aunque todavía con escasez en España y con mayor facilidad a través de páginas webs que en farmacias— los preservativos Free-casein (libre de caseína) o Vegan Friendly, como los de la compañía austrailana Glyde, registrada en The Vegan Society. Y al igual que ocurre con el vino, las proteínas vegetales se utilizan como sustitutivo de las de origen animal. Pero no solo eso: descartan la posibilidad de testarlos en animales. La startup alemana Einhorn también ofrece sus propios productos de cama veganos. Eso sí, con una presentación un tanto llamativa y original: dibujos de salchichas, zanahorias, perritos calientes, rábanos... Los preservativos no son una excepción: los lubricantes también encuentran su alternativa naturista.

Chucherías

Sí, las chucherías tampoco se libran del filtro y lupa del veganismo. Los gelificantes, que se utilizan para crear la textura gelatinosa característica de estos dulces, provienen, en muchos casos, de pieles animales y cartílagos. Por ello, diferentes marcas ya los comercializan para musulmanes (sin gelatinas aptas procedentes de cerdos), celíacos y también veganos.

Alquileres de pisos compartidos y casas rurales

"Hola, tengo 25 años y busco compartir habitación en una casa vegana". Este mensaje se repite cientos de veces en webs especializadas en encontrar piso a las personas con el mismo estilo de vida. Una práctica que a día de hoy se antoja casi desconocida en España, pero que ya se ha convertido en habitual en el resto de Europa. Webs como AlquilerVeg, páginas de Facebook o incluso anuncios en Airbnb abren poco a poco este mercado en España. El turismo rural es un ejemplo de ello, ya que ha sabido aprovechar el impulso de las nuevas dietas adaptándose a la heterogeneidad de su clientela, con casas que se declaran 100% vegetarianas e incluso crudiveganas.

Comida para perros y gatos

Las mascotas son uno más en la familia. Y muchos veganos o vegetarianos creen que todos los miembros deberían abrazar la misma dieta con piensos que solo contienen proteínas vegetales, maíz, arroz, guisantes, habas, levadura... que se pueden encontrar en webs y tiendas como Planeta Vegano. 

Productos de limpieza para el hogar

Hay detergentes, jabones, desengrasantes, fregasuelos, quitamanchas, lavavajillas concentrado... toda una gama de jabones y productos de limpieza para el hogar fabricados a base de ingredientes de origen vegetal, sin elementos petroquímicos ni de origen animal.

Maquillaje y centros de estética

El universo vegano llegó hace varios años al sector de la belleza para quedarse. Son muchas las marcas que cuentan con el sello Cruelty Freecomo indicador de que no testan los productos en animales. Existen hasta páginas de Facebook (como Vegadona) que recopila los artículos del supermercado que encajan en esta categoría. Ante el incremento de maquillajes, exfoliantes, limpiadores y cremas hidratantes de estas características, los centros estéticos se han visto obligados a reinventarse, y de ahí han surgido diferentes establecimientos con carta de jabones, esencias o aceites según sus gustos, como Handmade Beauty de Madrid.

Zapatillas

Existen tiendas —también portales online— que ponen a disposición de los clientes calzado "respetuoso con el planeta, los animales y los seres humanos". Un ejemplo de ello es la web ekoethicshop, que cuenta con un amplio catálogo de zapatos pero también complementos, camisetas, sudaderas, monederos, acondicionadores, plantillas acolchadas... Son productos elaborados con materiales naturales de origen vegetal, sintético o reciclado y que, por supuesto, evita el proceso de curtición del cuero, para el que se emplean "agentes químicos tóxicos, como aceites a base de cianuro, derivados de alquitrán, formaldehído, cromo, benceno y plomo".

Fuente: Gonzoo.com

Add

Contenido Relacionado