jueves, 15 de septiembre de 2016

Bañarse varias veces al día no es tan bueno como parece



El hábito de ducharse a diario es parte de la higiene personal y contribuye a eliminar los olores que produce nuestro cuerpo cuando transpiramos y a la vez purificamos la piel de bacterias.

Una refrescante ducha por la mañana nos ayuda a ponernos en marcha y nos hace sentir más despiertos. Por la noche relaja las tensiones y el estrés del día y nos hace sentir más relajados. No importa la hora del día en la que lo hagas, pero de acuerdo a un estudio realizado por la Universidad de San Diego en Estados Unidos señala que ducharse en exceso no es bueno.

La dermatóloga Silvia Misuriello asegura que en términos generales no existen grandes consecuencias negativas de ducharnos todos los días. Pero hay investigaciones que sugieren que la capa más externa de la piel puede verse afectada por el exceso de agua y jabón. Según el portal Infobae esta capa protege la piel de bacterias que causan infecciones.

Misuriello señala que si nos duchamos más de una vez al día tratemos de no abusar de los jabones ya que pueden resecar la piel. Y elegir jabones neutros con pocos detergentes para prevenir que la piel se irrite.

De acuerdo a los resultados de la investigación, no estamos más protegidos contra las bacterias o virus por ‘estar más limpios’, ya que higienizar la piel con mucha frecuencia podría destruir las barreras protectoras de la piel.

Un artículo del periódico Clarín señala que lo recomendable es enfocarse en las partes del cuerpo donde se producen secreciones de fuerte olor, y no aplicar mucho jabón en el resto del cuerpo. De esta manera no tendrías que renunciar a darte una ducha más de una vez al día.

(Con información de Telemundo).

Add

Contenido Relacionado