sábado, 24 de septiembre de 2016

5 mitos sobre los caballeros templarios que persisten en la actualidad



La antigua Orden de los Caballeros Templarios fue creada en el año 1118 por nueve caballeros franceses, con el propósito de proteger a los peregrinos cristianos en Jerusalén. Tras casi dos siglos de existencia y luego de acumular vastas riquezas, la hermandad fue disuelta drásticamente. Muchos mitos sobre los templarios siguen vigentes en la actualidad.

Adoradores del diablo: En el siglo XII, la inquisición de la Iglesia Católica acusó a los monjes de practicar magias demoníacas. Varios caballeros confesaron bajo tortura ser efectivamente adoradores del demonio. Aunque se trató de una maniobra política destinada a confiscar los bienes de los templarios, hasta el día de hoy persiste la idea de que eran satanistas.

Guardianes de tesoros místicos: El mito más extendido sobre la Orden de los Pobres Caballeros de Cristo y del Templo de Salomón reza que una de sus funciones era resguardar el Santo Grial, la copa que habría utilizado Jesús durante la última cena, a la que se le adjudican poderes mágicos.

Más poderosos que los reyes de la época: Aunque efectivamente durante su existencia la Orden acaparó un caudal inconmensurable de riquezas, y por consiguiente altas dosis de poder; el hecho de que al ser declarados enemigos de la Iglesia tantos caballeros hayan muerto en la hoguera indica que su influencia política era mucho menor de lo que se cree comúnmente

Eran vírgenes:
Muchas veces se supone que dada la filiación religiosa que profesaban, los postulantes a la Orden debían probar su virginidad para poder acceder. Lo cierto es que las reglas de la Iglesia al respecto eran mucho más laxas durante el medioevo, y es poco probable que la mayoría de los templarios guardara votos de castidad.

Los francmasones son herederos de la tradición templaria: Aunque varias corrientes masónicas aseguran ser descendientes de los caballeros templarios, no existe en realidad ninguna evidencia de que esta afirmación tenga asideros reales.



Fuente: BATANGA
Imagen: History

Add

Contenido Relacionado