miércoles, 24 de agosto de 2016

El origen del control remoto



Un día lluvioso de septiembre de 1898, Nikola Tesla estaba en el Madison Square Garden de Nueva York para presentarse en la primera Exhibición Eléctrica, con un invento llamado el "teleautomaton". Se trataba de un bote en miniatura, controlado a distancia por radio.

La idea está plasmada en una patente, sin embargo, los detalles del sistema no se describen ahí, probablemente por miedo a que le copiaran la idea, como ocurrió con otros de sus inventos.

Así las cosas, Tesla no quedó como el inventor del control remoto, sino que el título se lo llevó el ingeniero español Leonardo Torres Quevedo. Probablemente sin mucha idea de lo que había hecho Tesla, Torres Quevedo patentó en 1902 el "Telekino", considerado el primer aparato de radiocontrol.

Invento español

Torres Quevedo había trabajado en el desarrollo de dirigibles, y pensó en crear un sistema de radiocontrol para hacer las pruebas de sus naves voladoras prototipo sin arriesgar vidas humanas. Trabajó en esto durante 1901 y 1902, siendo el primero en establecer los principios de operación de los controles remotos.

Las primeras pruebas las hizo controlando a distancia un triciclo, el que logró mover hacia adelante y atrás, y hacerlo girar, enviando órdenes a través de un transmisor de telégrafo inalámbrico. Después de esto, Torres Quevedo pensó en aplicar el sistema en barcos.

Así en 1905, Torres Quevedo estaba parado en la terraza del Club Marítimo del Abra, en Bilbao, con el Telekino en la mano. El plan era controlar desde ahí un yate que estaba en la bahía, a unos dos kilómetro de distancia. El "Vizcaya" llevaba además ocho pasajeros a bordo. El ingeniero envió comandos por ondas electromagnéticas, que eran recibidos abordo del barco, enviando órdenes al motor para que avanzara, retrocediera o doblara. Torres Quevedo los hizo dar vueltas, avanzar, retroceder, y luego estacionarse en la orilla. Recibió una ovación.

El periódico "El Nervión" lo describió al día siguiente: "se verificaron las pruebas del Telekino con resultado brillantísimo".



El Telekino es considerado un hito en la ingeniería por la IEEE. Al año siguiente, Torres Quevedo presentó su invento ante el rey Alfonso XIII y una gran multitud, nuevamente en Bilbao, guiando un bote hacia la orilla, llevando el invento a la fama.

El televisor

Con esto se establecieron las bases para el desarrollo de estos aparatos y para controlar todo tipo de cosas. El siguiente paso fue controlar aeroplanos, luego misiles durante la Segunda Guerra Mundial, y después dispositivos más caseros.

Probablemente lo que más fama le dio al control remoto fue la televisión. No mucho tiempo atrás, todavía había que cambiar los canales girando una rueda o apretando botones en el aparato mismo. El primer intento de control remoto de TV fue desarrollado en 1950 por Zenith Radio Corporation, y estaba conectado a la tele con un cable, así que no era demasiado práctico.

Cinco años después, la misma compañía introdujo el "Flashmatic", que básicamente era una linterna. El sistema funcionaba usando una luz sobre una celda fotoeléctrica en el televisor, que permitía cambiar el canal. La solución no era muy eficiente, así que en 1956, Robert Adler diseñó el "Zenith Space Command", un control remoto inalámbrico que usaba ultrasonido para cambiar el canal y el volumen.


Cuando el usuario presionaba un botón en el control, presionaba una barra que emitía una frecuencia que era detectada por el televisor. La invención del transistor permitió crear controles remotos más baratos, que utilizaban cristales piezoeléctricos para emitir sonidos no audibles para el oído humano, pero que eran detectados por la TV. El problema de este sistema es que la TV podía cambiarse de canal por sonidos que ocurren naturalmente, y que algunas personas con muy buen oído podían escuchar las señales ultrasónicas (como un pitido muy agudo).

No fue hasta la década de 1970 que se desarrolló un control remoto más avanzado, diseñado por el servicio de teletexto de la BBC en Inglaterra. Se trataba de un servicio de noticias en la TV, pero con texto, que requería tener la opción de cambiar de página (para lo que se agregaron números del 1 al 9) y elegir funciones como controlar el brillo, intensidad de color y otros en la pantalla. La complejidad de esto hizo necesario utilizar comunicaciones infrarrojas, desarrolladas por la empresa ITT que creó un prototipo para la BBC.

El control remoto se popularizó después con el modelo infrarrojo desarrollado por la compañía canadiense Viewstar, en 1980. El producto se vendía a través de Philips, y superó rápidamente a las alternativas que usaban frecuencias de sonido para controlar la tele. De ahí en adelante la tecnología se volvió bastante estándar, y los controles que tenemos hoy siguen siendo en su mayoría infrarrojos.

El control remoto cambió para siempre la forma de ver televisión - ya nunca más hubo que pararse para cambiar de canal, y nació la práctica del "zapping". También permite que controlemos gran cantidad de dispositivos, desde la comodidad del sillón.

Fuente: FayerWayer.com

Add

Contenido Relacionado