martes, 16 de agosto de 2016

Cosas que tal vez no sabías sobre El Guasón



Desde su primera aparición en 1940, el archienemigo por excelencia de Batman no ha dejado de fascinar por su perversidad y complejidad, hasta el extremo de convertirse por derecho propio en la encarnación del mal absoluto. A continuación algunos datos curiosos de este personaje.

Un drama, una película y una baraja

En 1869 Víctor Hugo, una de las más grandes figuras de la literatura francesa y universal, publicó un drama en prosa titulado “El hombre que ríe”, originalmente pensado como el primer tomo de una trilogía que nunca se completó. Ambientado en la Inglaterra de finales del siglo XVII, el libro narra la historia de Gwynplaine, hijo del aristócrata inglés Lord Clancharlie. Cuando éste último cae en desgracia frente al rey Jacobo II y es ejecutado, su hijo cae en manos de una banda de “comprachicos”, quienes desfiguran el rostro del muchacho hasta dibujar en él una eterna y macabra sonrisa y lo usan como fenómeno de feria. Posteriormente Gwynplaine, abandonado a su suerte, salva a una niña ciega (de la que más tarde se enamora) y ambos son acogidos por el anciano filósofo, médico y dramaturgo Ursus.


Aunque Hugo la consideró de lo mejor que había escrito, “El hombre que ríe” no gozó en su día del mismo aprecio que tuvieron sus grandes obras maestras como “El jorobado de Notre Dame” o “Los Miserables”. En 1928 se rodó en Estados Unidos una adaptación cinematográfica de la obra, dirigida por Paul Leni y protagonizada por Conrad Veidt, en cuya extensa trayectoria actoral destacan sus roles de Cesare en “El gabinete del doctor Caligari” (1920) y de oficial nazi en “Casablanca” (1942). La caracterización de Veidt como el deformado Gwynplaine, para la que usó una incómoda prótesis en la boca, fue una de las más impactantes de aquellos días finales del cine mudo.

Poco más de una década después, en 1940, tres realizadores de cómics buscaban un antagonista para el superhéroe que habían creado un año antes. Aquellos jóvenes eran los dibujantes Bob Kane y Jerry Robinson y el escritor Bill Finger. El héroe era Batman, quien había debutado en el papel el 27 de mayo de 1939 en un número de Detective Comics, y que para entonces ya gozaba de la popularidad suficiente como para tener su propia serie de historietas.

Mientras pensaban en la cuestión, Robinson se puso a garabatear de forma obsesiva la cara de payaso de un comodín de la baraja de naipes inglesa. Cuando finalmente le dio una apariencia siniestra, intuyó que ahí podía haber algo y se lo mostró a Bill Finger. Éste recordó al personaje de Conrad Veidt en “El hombre que ríe” y lo trajo a colación. Por último, Bob Kane fundió las dos ideas y creó la versión final del personaje. Bill Finger afirmó al respecto: “yo quería a alguien visualmente sorprendente. Quería a alguien que dejara una impresión indeleble en los lectores, que pareciera extraño, memorable, de forma similar a cuando ves por primera vez al Jorobado de Notre Dame o a cualquier villano con características únicas”.

Así nació el Guasón (“Joker”), quien hizo su debut oficial en el primer número de la serie de Batman en abril de 1940, donde figura como un villano perverso que asesina a varios ciudadanos importantes de Ciudad Gótica tras anunciar por radio el día y la hora de sus muertes.

La vida del Guasón pudo ser breve, pues Bob Kane pensó en matarlo al final del siguiente número al considerar que dejarlo vivo hablaría mal de la capacidad de Batman para combatir el crimen. Pero el editor de la publicación se dio cuenta del potencial del personaje y obligó a Kane a cambiar el final original, donde el villano moría, y hacer que un policía le salvara la vida. Desde entonces, el malvado payaso ha tenido más de 1800 apariciones en cómics, novelas gráficas, series televisivas y películas en los últimos 76 años. Potencial no le ha faltado.

Orígenes oscuros


Pese a sus numerosas apariciones en distintos medios (o quizás por eso) no hay una versión única sobre los orígenes del Guasón. Incluso él mismo admite no tener mayores recuerdos de sus primeros años, cosa que acepta alegremente: “A veces lo recuerdo de una forma, a veces de otra. Si voy a tener un pasado, prefiero que sea múltiple opción”, dice en la novela gráfica de culto “Batman: La broma asesina” (1988)

No obstante, se pueden sacar en limpio algunos datos seguros: que en sus comienzos fue un criminal llamado Red Hood (Capucha Roja) y que su transformación en el Guasón se debió a un accidente en una planta de químicos en el que Batman estuvo involucrado.



Con respecto a su nombre real, la película de Tim Burton “Batman” (1989) se animó a darle uno: Jack Napier, que en realidad es un homenaje a Jack Nicholson, el actor que encarnaba al villano en dicho film, y a Alan Napier, quien interpretó al mayordomo Alfred en la serie televisiva de los años 60. Asimismo, este film oscureció aún más los orígenes del personaje al hacerlo responsable del asesinato de los padres del joven Bruce Wayne, lo que llevará a éste a convertirse en Batman.

Villano alegre: Cesar Romero


El primer Guasón de carne y hueso lo interpretó César Romero en 22 de los 120 capítulos de la serie “Batman” transmitida por la cadena ABC entre 1966 y 1968, ​



así como en un largometraje de 1966 derivado de dicho programa. Romero era un actor estadounidense de origen cubano que para entonces llevaba una larga trayectoria en Hollywood, donde encarnó papeles de villano y seductor.

Debido a la fuerte censura en temas morales imperante entonces, los superhéroes estaban lejos de la complejidad de nuestros días, por lo que el programa se hizo famoso tanto por su estética camp como por su humor absurdo e infantil.

Cesar Romero se negó a afeitarse su característico bigote para interpretar al Guasón, por lo que es posible detallar el mostacho bajos las capas de maquillaje de su rostro. En la película de Christopher Nolan “Batman: el caballero de la noche” (2008) se le rinde un pequeño homenaje en la secuencia inicial, pues el Guasón encarnado por Heath Ledger lleva una máscara exactamente igual a la que lució Romero en su episodio debut de 1966.



Asimismo, hubo otra célebre figura del espectáculo que quiso interpretar al Guasón, de quien era gran aficionado. Pero no tuvo éxito y se enojó sobremanera. Aquel individuo era…Frank Sinatra.

Vuelve la oscuridad: Jack Nicholson

La colorista estética del Batman de los 60 pasó a mejor vida cuando el superhéroe recuperó su oscuridad original en los 70 y los 80. El Guasón pasó también de ser el simpático ladrón encarnado por César Romero a convertirse en el monstruo sicópata y asesino del presente. Novelas gráficas como “Batman: la broma asesina” (1988), de Alan Moore, fueron decisivas al respecto

Para encarnar al Guasón en la adaptación cinematográfica de Batman que preparaba la Warner a finales de los 80 bajo la dirección de Tim Burton, se barajaron nombres como David Bowie o Robin Williams. Pero las preferencias tanto del creador de Batman, Bob Kane, como de los productores de la cinta estaban por Jack Nicholson, quien no estaba seguro de participar en el film. Al final aceptó tras exigir libertad para escoger su horario de rodaje y un 10% de los beneficios de la película y sus posibles secuelas. De hecho, fue uno de los primeros actores de la historia en cobrar sueldo por porcentaje.



La jugada no le salió nada mal, pues la película fue la más exitosa de 1989 y le reportó a Nicholson ingresos de más de 60 millones de dólares. Asimismo, su siniestro Guasón se convirtió en una de sus interpretaciones más recordadas y le valió una nominación a los Globos de Oro.

Oscuridad más oscura: Heath Ledger

El papel de Jack Nicholson dejó alto el listón para futuras encarnaciones del villano en la pantalla. Y fue ampliamente superado por lo que vino después. En 2008 el actor australiano Heath Ledger se convirtió en el segundo intérprete de la historia en ganar el Oscar a título póstumo gracias al demencial Guasón que encarnó en



“Batman: el caballero de la noche”, segunda parte de la trilogía de Christopher Nolan sobre el hombre murciélago. Ledger dejó atrás al criminal refinado de Nicholson en aras de un pirómano amoral y anárquico que busca, como dice una de las mejores líneas de film, “ver arder el mundo”.

El proceso de preparación de Ledger para su personaje ya forma parte de la leyenda, pues se encerró en una habitación de hotel durante un mes para profundizar en la sicología del villano de la cara blanca y escribir un diario al respecto, que por cierto finaliza con las palabras “bye, bye”. Sus referentes fueron el Guasón de la mencionada novela gráfica “Batman: la broma asesina” (1988), así como el Alex De Large de la película de Stanley Kubrick “La naranja mecánica” (1971) y Syd Vicious, el malogrado vocalista de Sex Pistols.

Ledger también improvisó algunas de las mejores escenas del film, como la de su célebre aplauso y la salida y explosión del hospital, e insistió en que los golpes que le diera Batman (Christian Bale) fueran reales. Asimismo, dirigió personalmente los dos videos terroristas que usa el Guasón para amenazar a Batman, en el primero de los cuales asesina a un falso hombre murciélago.

La nueva camada: Jared Leto

El último en sumarse a la lista de villanos de cara blanca y labios rojos es el cantante y actor Jared Leto, quien curiosamente, al igual que Heath Ledger, también tiene un Oscar como mejor actor de reparto por su participación en la cinta “Dallas Buyers Club” de 2013.



Su Guasón tatuado y de pelo verde eléctrico de “Escuadrón suicida” (2016) va en camino a igualar en excentricidad al del malogrado intérprete de “Batman: el caballero de la noche”. Se dice que sus compañeros de reparto jamás lo vieron fuera de su rol en el set de grabación, que envió regalos un tanto perversos a los demás actores (una rata muerta a Margot Robbie, balas a Will Smith y un cerdo muerto al resto del equipo), que le pedía recados excéntricos al actor Jim Parrack quien hace de su asistente en la cinta, o que constantemente leía sobre chamanismo u oía música gospel de los años 20.

Sobre su versión del Guasón, Leto afirmó que fue “una exploración muy profunda” y “muy dolorosa, como dar a luz por el agujero de mi pene”.

Información de ElUniversal.com

Add

Contenido Relacionado