sábado, 6 de agosto de 2016

Así ha evolucionado el airbag, la "bolsa que salva vidas", desde hace 26 años



El airbag es uno de los elementos de seguridad pasiva que más vidas consigue salvar, siempre que se usa en combinación con el cinturón. Si en 1992 sólo el 2% de los carros matriculados en Europa incorporaban airbag, a partir de 2006 pasó a ser obligatorio. También se conoce como SRS de - Suplementary Restraint System o Sistema de Seguridad Suplementario- porque complementa al cinturón cuando termina la utilidad de éste, nunca lo sustituye.

Se trata de una bolsa de gas que se hincha en milésimas de segundos frente al conductor y pasajeros en caso de colisión, especialmente si es frontal. Además de evitar impactar contra elementos del carro, también reduce heridas en la cara por fragmentos de cristal, evita lesiones cervicales porque evita un excesivo movimiento de la cabeza y absorbe parte de la energía cinética del cuerpo. Y si llevas gafas no te preocupes: un informe del RACE demostró que el riesgo de lesión ocular por impacto del airbag contra la gafa es muy bajo. Eso sí, dependerá de la colocación del conductor, de la distancia respecto al volante y del tipo de gafa.

Se ha demostrado que el airbag es capaz de reducir hasta en un 20% la probabilidad de sufrir lesiones mortales en el conductor y copiloto, pero ¡cuidado! siempre que se utilice correctamente el cinturón de seguridad, de lo contrario el airbag podría causar graves problemas a los ocupantes. Deja una distancia mínima, como de 25 cms, entre tu cuerpo y el volante para garantizar que el airbag se activa y te protege de forma correcta.

Desde su producción en serie en 1980 el airbag ha evolucionado mucho. Hoy en día casi todos los coches salen de fábrica con seis airbags de serie: dos airbags frontales y cuatro laterales para la cabeza y el tórax, pero también hay airbag de cortina, de rodilla, trasero e incluso airbags de última generación como el de cinturón o para proteger al peatón en caso de impacto.

  • El airbag frontal protege la cabeza y el tórax en caso de choque frontal. El del conductor va escondido en el volante mientras que el del pasajero delantero se guarda en el salpicadero.
  • Para proteger la cabeza en caso de vuelco se utiliza el airbag de techo o de cortina, que se sitúa en los laterales del techo por encima de las ventanillas.
  • Los airbags laterales se esconden en el lateral de los asientos o en el guarnecido de las puertas con la función de proteger, fundamentalmente, el tórax en caso de choque lateral, pero algunos también protegen la cabeza.
  • Cada vez se ofrece más el airbag de rodilla que se despliega por debajo de la columna de dirección para proteger las rodillas del conductor.
  • El airbag posterior se despliega como una cortina por detrás del reposacabezas del asiento posterior para proteger en caso de impacto trasero fuerte.
  • Más novedoso es el airbag de cinturón, un tipo de SRI oculto en el propio cinturón de seguridad y que evita lesiones y abrasiones ante el tirón que produce el cinturón.
  • Volvo, como uno de los fabricantes que más investiga en seguridad vial, ha sido el primero en desarrollar un airbag de peatones que se despliega en la parte inferior del capó para proteger la cabeza del peatón en caso de impacto.
En la actualidad los fabricantes trabajan para lanzar airbags inteligentes capaces de actuar en función del golpe, zona de impacto, fuerza de la colisión, peso de los ocupantes, postura en el asiento o tensión de los cinturones, entre otros factores.

Información de 20minutos.es

Add

Contenido Relacionado