lunes, 25 de julio de 2016

Qué tienen estas uvas para que cuesten 10.000 euros



Con 10.000 euros te puedes comprar un carro, diez iPhone 7 o disfrutar de un viaje alrededor del mundo. Pero por ese precio también te puedes hacer con un racimo de uvas de la exclusiva variedad Ruby Roman en Japón, donde la fruta está considerada un símbolo de estatus.

Eso sí, sus uvas no tienen nada que ver con las nuestras y por eso está considerada la más cara del mundo: son del tamaño de pelotas de ping pong (cada una debe pesar al menos 20 gramos y tiene un contenido de azúcar de al menos el 18%). Sólo se encuentran en la prefectura nipona de Ishikawa.

El comprador, el dueño de un supermercado llamado Takamaru Konishi, repartirá las uvas entre sus clientes en un gesto de generosidad. "Vamos a exponerlas en la tienda antes de dar las muestras", comentaba el joven empresario a The Guardian.

Esta no es la primera vez, no obstante, que paga altas cantidades de dinero por una pieza de fruta. Ya invirtió más de 24.000 euros en dos melones de Yubari, una región japonesa célebre por la calidad de esta fruta, de la variedad cantalupo. Unos ejemplares que no tenían nada de especial salvo por haber sido los primeros de la temporada.

Fuente: Gonzoo.com

Add

Contenido Relacionado