miércoles, 23 de marzo de 2016

‘Yoga de la ira’, una nueva modalidad que incluye gritos, insultos y cerveza



El ‘yoga de la ira‘ (Rage Yoga), que puede sonar absolutamente contradictorio, pero es la última moda en Calgary (Canadá).

La instructora de esta nueva modalidad es Lindsay Istace, y en sus clases mezcla la clásicas posturas de la cobra o el árbol con insultos, gritos, gestos ofensivos (peinetas, para más datos) y botellas de cerveza, como una forma para que los alumnos olviden su rabia, ira… ¿?




Para un purista en la materia puede sonar casi a blasfemia, pero Istace asegura que es muy terapéutico. Además de sudar y estar en forma, sueltas improperios por los cuatro costados. Muy sosegado no parece.

La pelirroja maestra comentó en una entrevista a un canal de televisión local, que la idea se le ocurrió durante el trance de una dolorosa ruptura amorosa. La muchacha empezó a gritar como si no hubiera mañana cuando realizaba las posturas clásicas y le ayudó a expulsar toda la rabia que guardaba en su interior.


“Quería crear una nueva técnica que me hiciera sentir cómoda, y sabía que no estaba sola porque hay mucha gente que no le gusta el enfoque sereno de la mayoría de las clases de yoga“, añadió. Así surgió el ‘yoga de la ira’, donde la fuerza también se va por la boca.

Tal fue el éxito, que ahora imparte clases en el Dickens Pub de Calgary, a 11 euros la hora. No sé si es el mejor sitio para concentrarse, pero el negocio parece ir viento en popa, porque los lunes y los miércoles cuelgan el cartel de ‘aforo completo‘. Y, encima, ofrecen descuento en las pintas.




Fuente: blog.20minutos.es

Add

Contenido Relacionado