sábado, 2 de enero de 2016

Las fotos de las celebraciones de la llegada de 2016 en distintos lugares del mundo



Fuegos artificiales, vino, luces, disfraces, banderas y relojes con cuenta regresiva se usaron en las celebraciones por la llegada de 2016 en todo el mundo.

En varias ciudades del planeta, la gente se reunió en espacios públicos y celebró el año nuevo de distintas maneras.

A continuación te mostramos algunos de los festejos.


En Río de Janeiro, la gente disfrutó del espectáculo de los fuegos desde el mar. como se aprecia en esta imagen de la playa de Copacabana.



2016 fue recibido en la capital británica, Londres, con un llamativo despliegue de fuegos artificiales.



Fuegos artificiales y luces rodearon la plaza de la catedral en Vilna, la capital de Lituania.



Coloridos atuendos en la celebración de año nuevo en Pekín. China.



En Hong Kong se recibió 2016 con un espectáculo de fuegos artificiales.


La gran pirámide de Guiza fue alumbrada con luces que cambiaban de color en Egipto.



El arco de triunfo de París se iluminó con luces que anunciaron la llegada de un nuevo año.



El museo de los barcos en Ámsterdam se vio iluminado con el nuevo año.



La gente se reunió alrededor del senado finlandés, donde se produjo un espectáculo de fuegos artificiales a medianoche.



El cantante Psy animó la celebración de fin de año en Seúl, Corea del Sur.



Fuegos artificiales iluminan el cielo sobre la Puerta de Brandenburgo en Berlín.



Poco le importó el enorme incendio que sufrió el edificio del lado unos minutos antes a los organizadores del festejo en el Burj Khalifa de Dubái. También encendieron los fuegos artificiales.



Miles de personas se congregaron en la plaza de Nathan Phillips en Toronto, Canadá, para brindar por el nuevo año.



La icónica plaza de Times Square en Nueva York estuvo abarrotada de personas que, desde por la mañana, esperaban la caída de la bola que marca el cambio de año.


Y así, poco a poco, fue recibiendo el mundo al nuevo año.

Fuente: BBC

Add

Contenido Relacionado