sábado, 16 de enero de 2016

El exigente y extraño hockey subacuático



El objetivo es marcar un gol, aunque no de la manera en que uno puede pensar.

Para hacerlo hay que utilizar aletas, máscara y esnórquel, un pequeño palo y ser capaz de aguantar la respiración por algunos minutos.

De eso se trata el hockey subacuático, una modalidad en la que la portería se encuentra en el fondo de una piscina, a unos tres metros por debajo del agua.

El deporte, que en algunos países como Reino Unido se conoce como octopush,se practica en más de 60 países y se organizan torneos internacionales alrededor del mundo.

Un partido consiste en dos equipos de seis jugadores cada uno en el agua.

Quienes lo practican reconocen que no se trata de la modalidad más atractiva para el espectador en vivo, ya que la mayor parte de la acción ocurre debajo del agua, pero que gracias a la difusión de los partidos por internet su popularidad ha ido en aumento.
Del mar a la piscina

Hay dos versiones de sus orígenes, aunque ambas coinciden en que todo comenzó a mediados de los años 50.


Una resalta la influencia del líder de un grupo de submarinismo en el sur de Inglaterra, del que dice creó un juego para mantenerse activo junto a sus compañeros durante los meses más fríos del año.

Mientras que la otra, se refiere a que fue la marina británica la que inventó del deporte para mantener a sus buzos en forma y mejorar su capacidad de moverse y trabajar eficientemente bajo el agua.

Si bien su nombre original, octopush, hace referencia a los ocho jugadores que formaban parte de un equipo, en su versión moderna este número se aumentó en los torneos oficiales a diez, aunque sólo seis pueden estar al mismo tiempo debajo del agua.

Los partidos tienen una duración de 33 minutos, divididos en dos tiempos de 15 y un período de descanso de tres minutos.

El disco debe estar en contacto con la superficie del suelo de la piscina y ser empujado con palo.

Pero no se trata sólo de trasladar el disco o evitar goles, ya que es crucial para los jugadores poder mantener la respiración durante largos períodos y se deben alternar para salir a la superficie a tomar aire.

El disco, que pesa alrededor de 1,5 kilogramos, debe ser empujado por la superficie del fondo de la piscina y debe tocar el fondo de la portería para ser considerado gol.
Auge en Colombia

La página oficial de la Confederación Mundial de Actividades Subacuáticas, CMAS, resalta que se trata de un deporte que no es de contacto, por lo que puede atraer a personas de todas las edades.

Al desarrollarse en el agua, tampoco causas las lesiones características de actividades como correr y si alguien falla un disparo no tiene el problema de sufrir las quejas del público, ya que es poco probable que haya habido alguien que lo haya visto desde las gradas.

Aunque no se trata de un deporte de contacto, es inevitable que se produzcan choques y roces durante el partido.

El próximo campeonato mundial, que se disputa desde 1980, se llevará a cabo en Sudáfrica entre el 23 de marzo y el 2 de abril. Allí, Australia defenderá los títulos conseguidos en 2013 tanto en hombre como en mujeres.

En ese torneo el mejor representante latinoamericano fue Colombia, que terminó en quinto y cuarto lugar respectivamente.

Sin embargo, en los mundiales de este año para las categorías inferiores, la delegación colombiana conquistó el título en la división femenina sub23 y el tercer lugar en masculino sub19.

Los otros países que también cuentan con un organismo oficial inscrito en el CMAS son Argentina, Brasil, Chile, Cuba, Ecuador, México, Perú y Venezuela.

Información de BBC Mundo

Add

Contenido Relacionado