sábado, 23 de enero de 2016

Comer cítricos, arándanos y beber vino tinto reduce el riesgo de disfunción eréctil



El consumo de alimentos ricos en flavonoides, entre otros, los cítricos, los arándanos, los rábanos y las moras, así como el vino tinto y el té, se asocia con una disminución del riesgo de disfunción eréctil en varones. Un beneficio, además, que resulta incluso más significativo en los menores de 70 años. Así lo muestra un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Harvard en Boston (EE.UU.) y la Universidad de East Anglia en Norfolk (Reino Unido), en el que se concluye que una dieta rica en flavonoides es tan beneficiosa como caminar a buen paso durante 5 horas semanales para prevenir la disfunción eréctil.

Como explica Aedin Cassidy, directora de esta investigación publicada en la revista «The American Journal of Clinical Nutrition», «distintos estudios han demostrado que la toma de ciertos alimentos ricos en flavonoides reduce el riesgo de patologías como la diabetes y las enfermedades cardiovasculares. Y en este contexto, el nuestro es el primer estudio en evaluar la asociación entre los flavonoides y la disfunción eréctil, trastorno que afecta a más de la mitad de los varones de mediana edad y mayores».

Concretamente, los resultados del estudio muestran que el consumo de frutas ricas en flavonoides reduce en un 14% el riesgo de disfunción de eréctil. Es más; cuando este consumo se combina con la realización de ejercicio físico, la disminución del riesgo se eleva hasta un 21%.

Antocianinas, flavonas y flavanonas

En el estudio, los autores analizaron las respuestas aportadas por más de 50.000 varones de mediana edad en sendos cuestionarios en los que se les preguntaba sobre sus hábitos dietéticos y su vida sexual. Y si bien todos los participantes disfrutaban de un buen estado de salud, más de una tercera parte de los mismos reconoció padecer problemas para mantener una erección que les permitiera tener relaciones sexuales satisfactorias –un problema que, en la mayoría de los casos, fue referido como «de reciente aparición».

Los resultados mostraron que, con independencia del peso, la actividad física, el consumo de cafeína y el tabaquismo, aquellos varones que seguían una dieta rica en flavonoides –y más concretamente, en tres tipos de flavonoides: antocianinas, flavonas y flavanonas-- tenían un menor riesgo de disfunción eréctil.

Y, ¿dónde se encuentran estos flavonoides? Pueslas antocianinas se encuentran en los arándanos, guindas, moras, rábanos y grosella negra,mientras que las flavononas y flavonas se pueden obtener sobre todo en los cítricos. Y para que induzcan su beneficio sobre la función sexual, como refiere Aedin Cassidy, «tan solo se requiere tomar unas pocas porciones a la semana».

Mejor salud cardiovascular

Asimismo, la principal reducción del riesgo de disfunción eréctil se observó en aquellos participantes que, además de consumir flavonoides, practicaban ejercicio de manera regular.

Y en este contexto, como recuerda Eric Rimm, co-autor de la investigación, «debe tenerse en cuanta que, además de mejorar la salud sexual de los varones en la mediana edad, hay un segundo beneficio importante asociado a la salud cardiovascular. La disfunción eréctil suele ser un signo temprano de una pobre función vascular, por lo que ofrece una oportunidad trascendental para intervenir y prevenir las enfermedades cardiovasculares, los infartos de miocardio e, incluso, la muerte».

Tal es así que, como concluye Eric Rimm, «los varones con disfunción eréctil suelen estar más motivados para llevar unos hábitos de vida más saludable, caso de la práctica de ejercicio y una alimentación adecuada. Y esto, a la larga, también repercute positivamente sobre su salud cardiovascular a largo plazo».

Fuente: abc.es

Add

Contenido Relacionado