sábado, 28 de noviembre de 2015

Empresas farmacéuticas buscan a los verdaderos X-Men



¿Podría la ciencia utilizar las mutaciones genéticas para producir humanos con capacidades ampliadas? ¿Algo así como superhéroes de laboratorio?

Actualmente, existen en el mundo unas 100 personas con esclerosteosis, condición por la cual sus huesos pueden soportar impactos que producirían fracturas en cualquier otro caso; otros tienen la capacidad de soportar mucho más dolor que el resto de la humanidad. ¿Podrían reproducirse este tipo de condiciones, dignas de la popular saga X-Men, voluntariamente?

Caroline Chen, periodista del Bloomberg Businessweek especializada en biotecnología, revela en un reciente artículo que las empresas farmacéuticas están invirtiendo gran cantidad de dinero en investigaciones al respecto, con el objeto de sintetizar mutaciones como las mencionadas, para llevarlas al consumidor en formato de pastilla, jarabes u otra forma de medicina. La compañía Xenon Pharmaceuticals está abocada al desarrollo de fármacos contra el dolor basados en la mutación de ciertas personas, los cuales competirían con los analgésicos existentes, superando su eficacia y evitando sus efectos nocivos.

Descubrir el funcionamiento de la esclerosteosis podría derivar en medicamentos contra la osteoporosis o para contrarrestar la pérdida de densidad ósea que padecen los astronautas en el espacio. ¿Será esto posible? Los especialistas reclaman atención sobre las preguntas éticas que acarrean estas nuevas posibilidades: ¿Cómo será la sociedad del futuro, en la que algunos tengan acceso a súper poderes brindados por la ciencia?


FUENTE: Bloomberg
Imagen: Shutterstock

Add

Contenido Relacionado