lunes, 3 de agosto de 2015

Trucos infalibles de una campeona para ganar en Monopoly



Hipotécalo todo, consigue quedarte encerrado en la cárcel y, sobre todo, no tengas piedad.

Esas son las recomendaciones que te hace Natalie Fitzsimons, la campeona de Monopoly de Reino Unido, para no perder ni una partida en el juego de mesa sobre bienes raíces.



El objetivo del juego, uno de los más vendidos del mundo, es hacer un Monopoly de oferta, poseyendo todas las propiedades inmuebles del tablero.

Para ello los jugadores mueven sus respectivas fichas por turnos por el tablero, en el sentido de las agujas del reloj, de acuerdo a lo que les marcan los dados.

Así caen en propiedades que pueden comprar a un banco imaginario.

Y si estas ya tienen dueño, los mismos pueden cobrar por dejar pasar por ellas. O también pueden vendérselas al recién llegado.


Hay varias versiones del juego (en la imagen, la británica).

Con esa lógica, Fitzsimons, una norirlandesa de 24 años, venció a su marido en las eliminatorias del campeonato de Reino Unido.

Y en la final se impuso a sus tres contrincantes en una escasa media hora.

En vez de gastar el dinero en hoteles y propiedades de lujo, su estrategia fue centrarse primero en tres o cuatro casas.

"Una vez que logras esas tres propiedades ya puedes empezar a cobrar a los que pasan por ellas", dice.

"Y si quieres ser astuto, compra cuatro, y evita que los demás se hagan con propiedades más adelante en el juego", recomienda.

Tampoco es buena idea hacerse con la calle más costosa del tablero (Park Lane, en la versión inglesa), porque es el sitio en el que la gente cae menos.

Así que potencialmente es una propiedad que no da muchos beneficios.

Hipotécalo todo

La joven también aconseja hipotecarlo todo para poder seguir comprando y lograr caer en la cárcel.

Fitzsimons venció a su esposo y a otros cuatro contrincantes para coronarse campeona.

A lo largo del juego es bastante probable acabar entre rejas, bien porque se repitan tres dobles, se caiga en la casilla "Vaya a la cárcel" o lo indique una tarjeta.

Pero que esto sea algo deseable no deja de sorprender, al menos para quienes no están iniciados en el juego.

"Suele parecer que estás haciendo trampa, pero nunca entendí por qué no lo hacen los demás", aclara Fitzsimons.

"Tan pronto como tengas un Monopoly, hipoteca todo lo demás y gasta cada centavo en casas", comienza a explicar.

"Un Monopoly de tres casas en cada esquina tiene mucho más valor que muchas propiedades de renta baja sueltas", sigue. "Además, siempre podrás deshacerte de las hipotecas más adelante".

Y volviendo al tema de la prisión, dice: "Al principio del juego quieres salir de la cárcel cuanto antes".

Permanece en la cárcel

Para ser liberado puedes pagar US$50 o intentar sacar doble en los dados.

Pero no hay prisa, insiste la campeona.

No tener piedad también ayuda.

"Una vez que todas las propiedades fueron adquiridas, la mejor de las opciones suele ser esperar tranquilamente en prisión. Así evitas pagar rentas caras y además puedes seguir cobrando las tuyas".

Para ello es imprescindible saber cuáles son las casillas en las que los jugadores suelen caer con frecuencia. Son buenas inversiones, y el resto no tanto.

Además te ayudaría aplicar ciertos cálculos relativos a lo que cuestan las calles, lo que paga la gente de alquiler al caer en ellas y el dinero que proporcionalmente cuesta edificar casas, hoteles y lo que se recupera al hipotecarlos o cuando caen en ellos los jugadores.

Y si te cuesta calcularlo, siempre puedes buscar páginas web que ya lo han hecho por ti. Suelen incluir unas tablas muy completas.

Ya es tarde para que puedas participar en la final mundial de Monopoly de este año, que se disputará en septiembre en Macau, China.

Pero si sigues estos trucos quizá podrás competir en la del año que viene.


Información de BBC Mundo

Add

Contenido Relacionado