lunes, 17 de agosto de 2015

Las 10 escenas de acción más peligrosas rodadas sin dobles

Las 10 escenas de acción más peligrosas rodadas sin dobles

10. El hombre mosca (1923)

La icónica imagen de Harold Lloyd colgando de las agujas del reloj fue realizada por el mismo actor. Obviamente hay un efecto óptico y el reloj no estaba tan alto, sino que era una estructura construida ex profeso. Esto no significa que no tuviera riesgo ni que fuera él mismo quien escalaba sin arnés en los planos previos. Sin embargo, la escena que le costó un dedo fue en otra película en la que manipuló el mismo un artefacto explosivo.





9. El hombre del río (1928)

Buster Keaton toma un pequeño respiro en medio de la calle. Mientras mira fijamente a la cámara, la pared del edificio que tiene detrás cae hacia delante sin hacerle un rasguño al actor, que está colocado justo en el hueco de la ventana. El muro pesaba toneladas y la escena era completamente real. El actor solo se colocó en la marca que habían calculado previamente. Cualquier pequeño error podría haber machacado al cómico, que solía hacer ésta e incontables escenas de peligro en todas sus películas.


8. El temible burlón (1952)

No se puede resaltar ninguna escena en particular, pero Burt Lancaster exigió hacer todos sus escenas de acción sin dobles. Su pasado como acróbata le permitió protagonizar junto a su compañero de piruetas, Nick Cravat, las escenas de acción más sorprendentes en muchas de sus películas. El halcón y la flecha estaba llena de escenas de riesgo y acrobacias, pero en El temible Burlón se añade el peligro de rodar en las alturas de un barco pirata, además de coreografiar todas asombrosas piruetas para las escenas de lucha.


7. La gran evasión (1963)

Pese a que el famoso plano del salto de la alambrada en moto que sale en pantalla no fue rodado por Steve McQueen, el rey de lo 'cool' lo había ensayado de forma brillante más de una vez, pero los días de rodaje de ese plano concreto se encontraba de vacaciones. Eso no quita que toda la secuencia en moto la realizara el actor, un experto piloto. Era tan fino que él mismo interpretó a alguno de los nazis que persiguen a su personaje. Así es, McQueen perseguido por McQueen.


6. El gran rugido (1981)

No hay una escena determinada de esta película que fuera especialmente peligrosa, o al menos más que las demás. Durante los cuatro años de rodaje de la película hasta 70 miembros del equipo resultaron heridos de diversa consideración por animales. Por supuesto, las secuencias con felinos reales tenían un peligro relativo. El suficiente para que a Tippi Hendren le mordieran en el cuello y que a su hija, Melanie Griffith, tuvieran que aplicarle cirugía plástica en la cara tras la mordedura de un león. Casi no lo cuentan en escenas como esta.


5. Armas invencibles (1985)

Jackie chan necesita de tres artículos como éste para cubrir todas las escenas de alto riesgo que ha realizado él mismo durante su carrera. Es casi imposible elegir una. Mientras que en La armadura de dios se fracturó el cráneo realizando un salto, no fue su trabajo más difícil. En ésta, dónde se descuelga por un cable de luces de navidad y cae rompiendo un cristal desde una altura considerable, le costó dislocarse la cadera, algunos cortes y quemaduras en las manos, pero estuvo a punto de dañarse la columna de forma irreversible.


4. Speed (1994)

Keanu Reeves empujaba fuerte en Hollywood y en Speed realizó el 90% de sus escenas de acción. El salto de su personaje desde un jaguar en marcha al bus fue ejecutada por el propio actor, que en secreto, había ensayado día tras día hasta el mismo momento del rodaje, en el que le insistió para hacerla él mismo a un acojonado Jan de Bont (que por cierto, se llevó 220 puntos de sutura de El gran rugido). Finalmente, el director accedió.
Speed

3. Jackass: La película (2002)

Toda la pandilla de Jackass son conocidos por hacer sus propias escenas de riesgo, que son… todas. Si bien Johnny Knoxville ha ejercido de actor en películas con argumentos más elaborados haciendo sus escenas de riesgo,fue en Jackass dónde se encontró con la escena que pudo costarle la vida. En la película, montados en cochecitos de golf, intentan saltar sobre un cerdo de plástico y se la pegan. La escena se puede ver tal cual, pero el actor quedó en el coche con un trumatismo craneoencefálico. Y tuvo suerte, pues estuvo a centímetros de machacharse la cabeza.


2. El maquinista (2004)

¿Quién ha dicho que todas las escenas de peligro tienen que tener saltos, disparos o fuego? Llevar hasta el extremo el ser un actor de método también puede tener peligro de muerte. Que se lo pregunten si no a los 30 y pico kilos de masa corporal que Christian Bale perdió para esta película. El quería perder más, pero el médico le dijo que su vida correría peligro. Lo que además complementa la historia es que tuvo que recuperar ese peso en masa muscular en menos de dos meses, para poder encarnar al Batman de Christopher Nolan.


1. Death Proof (2007)

La escena de la persecución en coche con una de las chicas agarrada al capó es probablemente una de las descargas de adrenalina más puras rodadas en celuloide. Tarantino hizo un poco de trampa y le dio un papel a Zoe Bell, una reputada doble en Hollywood. El proceso inverso tiene lógica,Death Proof es una oda a la profesión del doble de acción en el cine. Bell no solo demostró sus buenas dotes como actriz sino que evitó que los trucos de montaje maquillaran la realidad de la velocidad pura en su cara.



Información de gonzoo.com

Add

Contenido Relacionado