miércoles, 5 de agosto de 2015

¡Cuidado! El estómago de tu mascota es importante, aprende su cuidado

Cuidado con la torsión de estómago de tu mascota

Cuidado con la torsión de estómago de tu mascota, el veterinario Juan Alvarado nos alerta que los perros de raza grande que se alimentan una vez al día tienen mayor predisposición, sobre todo si hacen ejercicio después de comer.

La torsión del estómago, conocida médicamente con dilatación o vólvolo gástrico, es una distensión aguda del estómago. Este órgano está sujeto por dos ligamentos que, dependiendo de su tamaño y cavidad abdominal, pueden no tener la fuerza para sostenerlo. Por eso, el estómago puede bascular más de lo normal y torcerse.

Al darse vuelta, el perro no realizará el proceso de digestión correctamente, se interrumpirá la circulación sanguínea en el estómago y la presión del órgano aumentará, lo que pondrá en peligro la salud de la mascota.

También hay factores genéticos y hereditarios que predisponen esta situación. Así como la concentración de gases, bajo peso, estrés y hábitos como colocar el plato de la comida muy bajo.

La veterinaria Magali Zavala, explica que los síntomas son: arcadas, distensión abdominal dolorosa, pulso periférico débil, taquicardia, salivación excesiva y dificultad respiratoria. A media que progresa el problema, se puede presentar presión arterial baja, mucosas secas, fiebre y descenso de la temperatura corporal. Si tu perro presenta estos síntomas, llévalo rápidamente al veterinario.

La torsión de estómago es fatal si no se lo opera rápidamente. Por más que se le practique la cirugía, siempre existe entre un 20% y 30% de riesgo que la mascota fallezca.

Algo más

• Felinos: Esta afección puede presentarse en gatos, pero con menor incidencia.

• Situaciones: Los perros que ingieren comida humana pueden acumular gases por la fermentación de los ingredientes y presentar una torsión. También si son de raza grande y comen alimento balanceado muy pequeño porque al masticarlo ingresará aire al estómago.

• Hábito: Divide la comida de los perros grandes en dos porciones para evitar la dilatación del estómago. No alimentes a la mascota muy tarde, de noche.

• Actividad: Evita que tu perro se ejercite hasta después de tres horas de comer.

• Pruebas: Antes de la cirugía por dilatación gástrica, es posible que se pida exámenes de sangre y diagnóstico por imágenes.

Fuente: GDA/ El Comercio/ Viù! / Perú

Add

Contenido Relacionado