viernes, 17 de julio de 2015

Estos son los artículos más confiscados en los aeropuertos

Estos son los artículos más confiscados en los aeropuertos

Precisamente, y pese a que resulte extraño, el objeto más confiscado en los aeropuertos del mundo es uno de los souvenirs más típicos: las bolas de nieve. Ni su peso ni el cristal suponen un peligro, pero para la seguridad del aeropuerto sí que supone un riesgo que en su interior haya más de 100 mililitros de líquido.

En 2014, la TSA (Administración de Seguridad en el Transporte de EEUU, por sus siglas en inglés) publicó un listado con los objetos más confiscados en ese país, uno de los que más trabas pone para entrar. Las restricciones para introducir líquidos, quitarse los zapatos o los cada vez más exhaustivos escáneres personales son medidas que pueden parecerte un mero ritual, pero no es así.

En EEUU se confiscaron en 2013, 1813 armas, un 81% de ellas cargadas. Granadas, explosivos, espráis de pimienta e incluso bastones con espadasescondidas dentro. Tampoco pasan desapercibidos los graciosos, por lo que también fue confiscado un chaleco de explosivos de broma o los restos de una calavera dentro de unos vasos de cerámica (los dueños aseguraron no saber cómo había llegado hasta allí).

Artículos que no sabes que son peligrosos

Aunque te resulte extraño, hay objetos que sin darte cuenta puedes meter en tu equipaje sin saber que para el control de seguridad del aeropuerto son artículos sumamente peligrosos. Las pistolas de juguete de balines son un buen ejemplo de ello. Un simple regalo o una broma puede que te cueste un susto y lo peor, quedarte sin ello.

Si practicas algún deporte y necesitas machetes o cuchillos de cierto tamaño, lo mejor es que factures tu maleta, porque no pasarás desapercibido fácilmente. Por ejemplo, unos patines sobre hielo son considerados objetos sumamente peligrosos, aunque a ti te parezcan inofensivos sobre la pista. En el apartado de artículos inflamables nos queda claro que no es posible subir explosivos al avión, pero cuidado, porque tampoco te dejarán subir con cerillas si se ponen exquisitos.

Entre algunos de los objetos confiscados en el aeropuerto de Nueva York durante el año pasado se encontraban una motosierra de juguete, un ancla o varias pistolas de juguete.

Pero, ¿a dónde van estos artículos?

En el caso de EEUU no hay duda. La TSA dona parte de lo que confisca a ONGs y otra parte la pone a la venta en tiendas de subastas online, tipo eBay, a un precio bajo en nombre del gobierno federal. Si algún empleado del aeropuerto es pillado llevándose algún producto confiscado, esdespedido al instante.

Por su parte, España no tiene ninguna regulación concreta. Al confiscar el artículo al pasajero se le ofrece la opción de depositarlo en un contenedor y tirarlo, facturarlo si hay tiempo, o dar ese objeto a alguna persona que no vaya a volar. En estos casos se considera que es el pasajero el que decide voluntariamente abandonar su artículo.

Información de gonzoo.com

Add

Contenido Relacionado