miércoles, 8 de julio de 2015

El juego Monopoly, del tablero al cine

El juego Monopoly, del tablero al cine

Billetes, cárcel, banca... y la posibilidad de comprar edificios calles y construir un imperio. Seguro que muchas grandes fortunas aprendieron a gestionar sus finanzas con los billetes falsos del Monopoly, uno de los juegos de mesa más populares desde que Charles Darrow, un vendedor de calefactores domésticos desempleado del sureste de Pensilvania, patentó el nombre en 1935.

Lionsgate ha visto el potencial del que es uno de los juegos de mesa más vendidos del mundo y ha apostado por su salto a la gran pantalla.

Para su adaptación se contará con la empresa Hasbro, encargada de su producción, y con Andrew Niccol. «Andrew es el responsable de la creación de mundos variados e imaginativos», ha comentado Erik Feig, copresidente de la rama cinematográfica de Lionsgate. Y eso a pesar de que para adaptar el juego al celuloide no hace falta mucha imaginación: solo hay que ver los juegos de poder entre banqueros de todo el mundo. Avalado por películas como «El show de Truman» o «Gattaca» (en la que además del libreto se ocupó de la dirección), el prestigio del guionista y su capacidad para ser original es lo que sin duda ha terminado reclinando la balanza a su favor.

Según recoge EFE, para Stephen Davis, vicepresidente ejecutivo de Hasbro, el Monopoly «es uno de los juegos más populares de todos los tiempos» y con su adaptación al cine se pretende conseguir una historia «con un atractivo global tremendo». Una película para todos los públicos, familiar para los niños que poseen el juego y con una clara intención de apelar a la nostalgia de sus padres, que desde las salas de cine podrán volver a sus infancias.

La historia será una comedia de aventuras y girará en torno a un niño decidido a hacer una fortuna en el mercado inmobiliario, para lo cual se embarcará en una aventura repleta de obstáculos y diversión en la que aprenderá el verdadero significado de ser rico. De momento, habrá que esperar algo más para que se conozca el reparto, porque para conseguir grandes actores, como sucede con las grandes fortunas en el Monopoly, hay que mover las fichas adecuadas.

Información de hoycinema.abc.es

Add

Contenido Relacionado