viernes, 5 de junio de 2015

El lugar para revivir a los mamuts ya está escogido y despierta polémica en el mundo



El lugar es llamado Parque Pleistoceno y presenta en la actualidad las mismas condiciones en las que vivieron los Mamuts prehistóricos.

El cine aportó lo suyo y entonces hoy es más fácilmente comprensible: un equipo científico tiene pensado clonar una especie de mamut, extinta hace 27 mil años, a partir de los genes de un ejemplar congelado en excepcionales condiciones. El hábitat para la crianza de los mamuts clonados ya está elegido; se trata del Parque Pleistoceno de Siberia, una región equipada con estaciones de laboratorio científico y dueña de un medioambiente similar al que solía habitar la antigua especie, al momento de su desaparición. El parque, con una superficie de tan sólo 16 kilómetros cuadrados, está situado en el extremo este de Rusia, en inmediaciones del estrecho de Bering y el Mar de Siberia.

El ejemplar de Mamut que dará vida a nuevos congéneres fue descubierto por una expedición científica, en 2013. Desde entonces, diversos trabajos apuntaron a una posible clonación: “Su cuerpo se mantuvo en excelentes condiciones porque quedó atascado en hielo puro”, explicó Semyon Grigoriev, director del Museo del mamut y jefe de la expedición. “La sangre es muy oscura. Se encontró hundido en cavidades de hielo por debajo del vientre y cuando separamos esas cavidades con un pico de sondeo, la sangre salió fluyendo”, añadió.

Sin embargo, no todos los proyectos de clonación circulan por la misma senda. Mientras que un equipo científico de la Universidad de Harvard entiende conveniente un método que parte de la inserción de células de mamut en elefantes modernos, investigadores del Museo de Historia Natural de Estocolmo, que lograron descifrar el genoma completo de dos mamuts, prefieren la crianza en células madre.

Fuente: Clarín
Imagen: Shutterstock

Add

Contenido Relacionado