domingo, 24 de mayo de 2015

El "síndrome de Tom y Jerry": la ciencia explica la obsesión de los gatos por los ratones


De la ficción a la realidad: la relación entre Tom y Jerry, los célebres personajes animados, podría describir un vínculo real entre gatos y ratones.

Según un artículo publicado por el Journal of Feline Medicine and Surgery, y reproducido por la prestigiosa revista Science, el llamado “Síndrome de Tom y Jerry” hace que algunos gatos entren en pánico al escuchar los chillidos agudos de los ratones. De esta manera, la capacidad de los gatos de escuchar la frecuencia ultrasónica con la que los roedores se comunican, la cual ha facilitado evolutivamente la caza, puede volverse en contra al llegar a determinada edad: los gatos más viejos pueden llegar a sufrir convulsiones por escuchar esos sonidos agudos.

El síndrome de Tom y Jerry fue descubierto y descrito luego de que un equipo de investigadores estudiara a 96 gatos de diversas razas; luego de algunas semanas, constataron que muchos de ellos padecían “epilepsia refleja audiogénica felina”. A ellos, el sonido producido por los ratones les provocaba desde tirones musculares breves hasta la pérdida de la consciencia.

El Síndrome de Tom y Jerry afecta a gatos ancianos, de una edad promedio de 15 años.

FUENTE: ABC
Imagen: Shutterstock

Add

Contenido Relacionado