martes, 15 de abril de 2014

Llega demasiado borracho al altar: el reverendo no les casa y su novia le abandona

Un hombre de 41 años llegó demasiado borracho al altar. Tanto, que el reverendo de una iglesia de Adelaida (Australia) se negó a casar a la pareja de novios y la novia, enfadada, decidió dejar a su hasta entonces prometido. No obstante, ahora Jacob Francis Brookes ha reconocido que quiere intentar recuperarla, según recoge el diario «Metro».
El suceso ocurrido el pasado mes de febrero se desarrolló antes de que llegara la novia a la iglesia. A la llegada del novio al lugar, el reverendo Ian Hunter sospechó que el hombre estaba demasiado bebidoy se negó a celebrar la ceremonia, algo que no le sentó bien al protagonista. Finalmente, la Policía tuvo que acercarse al lugar y llevarse a Brookes.
El australiano tuvo que acudir el pasado día 3 de abril a los juzgados, acusado de desorden público y resistencia a la autoridad. Brookes ha asegurado que no iba bebido. «Tomé tres cervezas y dos chupitos de Jamo (whiskey Jameson)». Y, ahora, según declaró a la salida de los juzgados, no pierde la esperanza de recuperar a la que fue su prometida.
«He estado soñando durante días y días y días sobre su hermoso vestido de novia y al verla caminar por el pasillo», dijo a los periodistas. Su caso volverá el próximo mes.

Add

Contenido Relacionado