sábado, 5 de abril de 2014

Éstas son las situaciones que más provocan estrés

El estrés no es más que la reacción de tu cuerpo a una situación de cambio, en la que el organismo responde liberando adrenalina, acelerando la respiración y el ritmo cardíaco y aumentando la presión arterial.
Conocer cuáles son las situaciones que pueden provocarnos estrés, podrá ayudarte a prevenirlo y a estar psicológicamente preparada para afrontarlas.
Las migraciones: los cambios de país o de ciudad son uno de los primeros causantes del estrés. La necesidad de adaptarse a un nuevo entorno, con gente nueva y costumbres distintas, provoca un gran impacto sobre las personas.
Las mudanzas: aunque cambiar de casa, es generalmente una noticia positiva por ejemplo, mudarse para compartir con la pareja, estas situaciones y la suma de cambios que conllevan, como los nuevos vecinos, los nuevos espacios, la nueva ubicación de las cosas personales y los lugares de referencia, pueden ser causa de estrés.
Las bodas: los preparativos  y cambios que implica organizar tu propia boda, sumado a la incertidumbre de lo que puede deparar este cambio de vida, en muchos casos.
Los divorcios: está visto que el proceso de separación puede ser largo y tedioso, las situaciones que provoca así como la mala relación y/o los sentimientos de inseguridad con la que va a convertirse en la ex pareja son también una causa muy común de estrés.
Tener hijos: ser mamá, sobretodo primeriza, es otro de los factores causantes del estrés. Tener cuidado de un bebé implica dormir poco y menos seguido, gastar mucho, estar pendiente del recién nacido las 24 horas, hacer frente a sus cólicos y lloreras, adaptarse a los cambios del cuerpo, buscar tiempo para los propios asuntos.
Perder a un ser querido: la pérdida de un ser querido como un amigo cercano o familiar puede ser causa de un dolor especialmente profundo y uno de los mayores retos al que nos podemos enfrentar. Llevándonos a largos periodos de tristeza y depresión.  Es importante saber reponerse de un duelo, si es necesario, pidiendo ayuda.
Perder el empleo: una situación muy frecuente es el estrés por desempleo, quedarse sintrabajo y todo lo que esto conlleva para una persona y, en muchos casos, para toda su familia, puede ser causa de estrés e incluso de problemas cardiovasculares con el tiempo.
La jubilación: los cambios que conlleva la jubilación son muchos, cambio de hábitos, de horarios y el descubrimiento del tiempo libre por parte de mucha gente, que además no sabe como ocuparlo. La necesidad de sentirse útil pero no saber como causa, en muchos casos, estrés, por eso se recomienda la jubilación gradual.
Sufrir una enfermedad grave: son muchos los factores que pueden influir y llevarnos a una situación de estrés cuando estamos enfermos, la baja laboral, la incertidumbre frente a la curación, la posibilidad de secuelas.
Los exámenes finales: no solo los adultos sufren estrés, los jóvenes en época de exámenes finales también se ven sometidos a una gran presión, falta de sueño y mucha incertidumbre.
Sílvia Bernadó/ Diario Femenino

Add

Contenido Relacionado